Indemnizan a familias cuyos bebés fueron intercambiados hace 20 años

    Indemnizan a familias cuyos bebés fueron intercambiados hace 20 años

    160
    0
    Compartir

    temp_nota_01_32439_17_20150210213326_117weEn Francia, dos familias cuyos bebés fueron intercambiados por equivocación al nacer, fueron indemnizadas más de 20 años después con casi dos millones de euros, por decisión de las autoridades francesas.

     

    El tribunal de la ciudad de Grasse, decretó que la clínica donde se produjo la equivocación, ubicada en la ciudad de Cannes, les pague a las familias 1,88 millones de euros (2,13 millones de dólares).

     

    El caso sucedió el 4 de julio de 1994, cuando Sophie Serrano dio a luz a Manon en ese hospital.

     

    La bebé padecía ictericia, y tuvo que ser colocada en una incubadora con lámparas especiales, junto a otra niña.

     

    Un integrante del equipo médico de la clínica intercambió a ambas bebés, las entregó a las madres equivocadas, ignorando los cuestionamientos de ambas, quienes dudaban sobre la identidad de sus hijas, basándose en el cabello de éstas. Ambas familias regresaron a casa con las bebés equivocadas.

     

    Cuando las niñas tenían diez años, el esposo de Sophie Serrano se realizó una prueba de paternidad al ver que la niña no se parecía en nada a él. Sophie también se realizó la prueba, que salió negativa, y comenzaron la búsqueda de la familia que se había llevado a su verdadera hija.

     

    Ambas familias se reunieron con sus verdaderas hijas biológicas cuando éstas tenían diez años, pero no pidieron que se realizara un intercambio.

     

    El tribunal indicó a la clínica pagar la cantidad de 400,000 euros por niño intercambiado, 300,000 euros a los tres padres involucrados y 60,000 euros a los dos hermanos y una hermana.

     

    Sin embargo, se desestimaron las demandas de las familias en contra de los médicos. La abogada de la clínica y de la compañía de seguros, Sophie Chas, atribuyó la responsabilidad del cambio de las bebés a una médico “alcohólica crónica”.

     

    Sophie Serrano y Manon decidieron hacer público el caso, mientras que la otra familia, prefirió permanecer en el anonimato.

     

    Las dos familias no se frecuentan.

     

    El intercambio de recién nacidos es muy poco frecuente alrededor del mundo, sobre todo desde que se utiliza un brazalete de identificación en la muñeca de cada bebé.

    No hay comentarios

    Dejar respuesta