Con gol en tiempo de reposición, México rescató el empate ante Portugal

Con gol en tiempo de reposición, México rescató el empate ante Portugal

48
0
Compartir
Kazán, Rusia -Finalmente se dejará de hablar del 7-0. Y no porque México venciera esta tarde a Portugal sino por la valía de este empate y, sobre todo, sus formas.

Más allá de los errores, como el de Carlos Salcedo cuando aventajaron por primera vez los lusos, el Tri estuvo a la altura del campeón de Europa y un emocionante y casi agónico 2-2 es prueba irrefutable de ello.

Un cabezazo de Chicharito, una jugada de gala de Carlos Vela, el festejo de Hernández gritando a la cámara “¡papá, te amo, papá!” y el cabezazo de Héctor Moreno en la compensación serán las imágenes más recordadas de un partido que dejan tanto a México
como a Portugal en buena posición para avanzar a Semifinales de la Copa Confederaciones.

No perder es saldo positivo, si bien los duelos claves ya serán contra Nueva Zelanda el miércoles en Sochi y frente a Rusia nuevamente en Kazán el sábado siguiente.

Descomunalmente lejos de la descoordinación y falta de entrega que mostró contra Chile hoy casi hace un año, –el último enfrentamiento de México contra un rival de esta magnitud–, la Selección de Osorio marcó el ritmo del juego.

Jonathan dos Santos fue un torbellino en todo el medio campo para recuperar decenas de balones y abrir el juego mexicano, mismo que Vela elevaba a otras alturas. Sin embargo, después de grandes minutos y con Portugal a la defensiva, Salcedo abrió la puerta.

El nuevo zaguero del Eintracht midió mal un balón que aprovechó Cristiano. Toda la zaga azteca se fue con él a pesar de que el discurso en los días previos había sido: “no jugaremos contra Ronaldo sino contra Portugal”.

El del Madrid cedió para un solitario Ricardo Quaresma, vestido de torero, que dejó barriendo a Guillermo Ochoa (luego magistral) para el 1-0 al 34’. Pero justo antes del medio tiempo, cuando ya había desperdiciado un contragolpe, Chicharito se reivindicó al cabecear un centro preciso de Vela, quien antes controló con elegancia con el pecho.

México tuvo más posesión de pelota y también contó con espectaculares atajadas de Ochoa, sobre todo una por abajo a André Silva al 84’, justo un minuto antes del 2-1 de Cedric, quien aprovechó un rebote en el área para fusilar.

Pero el último suspiro de partido le sirvió al Tri para obtener un punto y, sobre todo, reivindicarse en estas grandes ligas. Ya en la compensación, Héctor Moreno aguantó la marca de José Fonte, quien le dio un manotazo en la cara antes de que el nuevo de la Roma cabeceara para el 2-2.

Ahora todo dependerá de cuánto daño permiten los rusos de Portugal y cuánto le hace México porque la victoria contra Nueva Zelanda es obligada. También pendiente quedará la derecha lateral del Tri, en la que tuvo que terminar improvisado Diego Reyes ante la salida de Salcedo.

Sin embargo, el empate mexicano fue de equipo grande, de enorme intensidad, tal como el grito de Chicharito en el día del padre.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta