Turba chavista ataca con tubos a 12 del congreso

    Turba chavista ataca con tubos a 12 del congreso

    64
    0
    Compartir

    El glamour propio de las fiestas patrias se apagó de golpe. La magia de los juegos pirotécnicos fue reemplazada por disparos, terror y sangre. Mientras la Asamblea Nacional celebraba el 206 aniversario de la Firma del Acta de Independencia, la Guardia Nacional —responsable de resguardar la sede parlamentaria­—, dejó entrar a los llamados colectivos —simpatizantes del gobierno armados—.

    Los chavistas tomaron por la fuerza la institución, en el centro de Caracas, y atacaron con tubos y objetos contundentes a congresistas y empleados, lo que dejó un saldo de 12 heridos.

    “Todo esto se produjo ante la mirada impasible de la Guardia Nacional. Éstos son hechos sumamente graves y lo más grave” es que Maduro dijo, “en una muestra inaudita de ese cinismo que lo caracteriza, que para él estos hechos resultaban muy extraños”, afirmó Ramos en declaraciones a los periodistas desde el Parlamento, que se mantuvo rodeado por los atacantes hasta las 19:00 hora local.

    Algunos manifestantes con los rostros cubiertos con telas negras sacaron pistolas e hicieron disparos al aire, mientras otros lanzaban gases lacrimógenos y fuegos artificiales. En un intento por defenderse, algunos empleados del Congreso utilizaron extintores. Tras una intensa golpiza, los guardias nacionales que custodian la instalación sacaron a los manifestantes.

    El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Julio Borges, dijo que cinco diputados opositores —Armando Armas, Américo de Grazia, Nora Bracho, Luis Carlos Padilla y Leonardo Regnault—, y siete trabajadores resultaron heridos en un “episodio de vergüenza e infamia”.

    Algunos medios locales difundieron imágenes de De Grazia inconsciente tras ser golpeado en la cabeza con un tubo. El diputado Armando Armas también sufrió una herida en la cabeza, que provocó un sangrado, el cual manchó su rostro y camisa. De Grazia fue llevado en ambulancia a un centro de salud.

    “Hay casi 100 jóvenes que han muerto por esta vaina, unos golpes no son nada. Los diputados estamos aquí para defender a Venezuela, para eso fuimos electos, cueste lo que nos cueste, así sea la vida”, aseguró Armas, minutos después de ser golpeado, en un video difundido a través de su redes sociales.

    “Un gobierno que hace lo que hizo hoy con su Parlamento es un gobierno débil, es un gobierno caído, es un gobierno cobarde”, afirmó Borges, y dirigiéndose a Maduro aseveró “no se equivoque… representamos a todo el pueblo venezolano y haremos valer los derechos”.

    Tras los hechos violentos, los supuestos seguidores del gobierno tomaron los alrededores del Congreso e impidieron por 10 horas a los diputados, empleados y periodistas salir del lugar.

    “Todos los diputados de la Unidad Democrática nos encontramos aquí sin poder salir, porque los cuerpos paramilitares armados del gobierno de Nicolás Maduro tienen tomadas las puertas oeste y este”, denunciaba la diputada Adriana Pichardo, quien se mantenía a retenida en el Parlamento, junto a sus colegas.

    Oswaldo Rivero, conductor de un programa nocturno de la televisora estatal e integrante de un grupo pro oficialista, asumió la responsabilidad de la toma de los alrededores de la Asamblea Nacional y dijo en un video, que difundió en su cuenta de Twitter, que la acción forma parte de una protesta en contra de “los que nos han escondido la comida, los que están haciendo actos terroristas, los que vienen haciendo actitudes en contra del pueblo, que están saqueando, que están quemando”.

    Antes, el vicepresidente Tareck El Aissami había llamado a las “fuerzas de la patria” y al “pueblo de a pie” a ir al Congreso, donde se encuentra el Acta de la Independencia para “tomar juramento y asumir esta proclama”.

    Los incidentes ocurrieron mientras Maduro participaba del desfile militar, y después de que El Aissami se presentó en la Asamblea para abrir el acta de declaración de la independencia, en un acto que no había sido notificado al Legislativo y del que no participaron los diputados opositores.

    Desde el Paseo Los Próceres, lugar en donde se realiza el tradicional desfile de Independencia, el presidente Nicolás Maduro condenó el incidente y al final de un desfile militar, para conmemorar el aniversario de la independencia, sostuvo “no acepto violencia de nadie” y pidió que se investiguen los hechos a los que calificó de “extraños”.

    “Prensa puede salir; los diputados, no”

    Un miembro de los colectivos que irrumpieron en la Asamblea Nacional de forma violenta expresó en los alrededores del Parlamento que permitirán la salida de los periodistas, pero no de los diputados.

    “La prensa puede salir, pero no los diputados”, dijo el individuo. Previamente ingresaron al Palacio Federal Legislativo y atacaron a los ciudadanos presentes, entre ellos trabajadores, periodistas diputados.

    Tras el ataque cinco legisladores y siete trabajadores resultaron heridos. El diputado Richard Blanco denunció que los colectivos accionaron armas de fuego y lanzaron lacrimógenas.

    Los individuos asediaban los alrededores de la Asamblea Nacional ayer, desde tempranas horas de la mañana, mientras se realizaba una sesión solemne a propósito de la conmemoración de la Declaración de Independencia de Venezuela.

    Este nuevo ataque al Parlamento fue más incruento que el del 27 de junio y que el del 24 de octubre de 2016, cuando colectivos y personas ligadas al oficialismo —entre ellas el alcalde Jorge Rodríguez— irrumpieron en el hemiciclo de sesiones y agredieron a los diputados que discutían la declaratoria de responsabilidad política del Nicolás Maduro.

    No hay comentarios

    Dejar respuesta