Culpa Cossío a legisladores por efectos del Nuevo Sistema de Justicia

Culpa Cossío a legisladores por efectos del Nuevo Sistema de Justicia

36
0
Compartir

José Ramón Cossío, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, defendió la resolución de la Primera Sala que abrió la posibilidad de libertad a reos juzgados por delitos que en el antiguo sistema penal eran considerados como graves y en el nuevo sistema se les quitó el agravante, y se pronunció en contra de ampliar el catálogo de delitos que merecen prisión preventiva.

“La Suprema Corte no se inventó nada, lo único que dijo es: ‘puede abrirse la audiencia y en esa audiencia el detenido (puede) solicitar y decir por qué cree merecer la libertad, y el Ministerio Público o las víctimas oponerse’; nunca dijo: ‘Todas las personas que están en prisión preventiva, por favor, sírvanse a abandonar el penal’, eso nunca se dijo”, aseguró el ministro.

Consideró que empezar a aumentar el número de delitos con prisión preventiva oficiosa llevará a repetir la historia, pues se irán incrementando las penas y al final, prácticamente, todos los delitos tendrán prisión preventiva.

En entrevista con El Financiero, el ministro Cossío reconoció que el actual Sistema de Justicia es hipergarantista, pero aseguró que las fallas no son propias del sistema, sino del legislador y de los operadores que no tomaron las previsiones ni hicieron los diagnósticos claros sobre los efectos.

Aseguró que en 2008 el Congreso reformó el Sistema Penal y desde entonces se tenía una idea general de por dónde iban a ir las cosas; posteriormente, en 2011, se reformó la Ley de Amparo y las Leyes en materia de derechos humanos.

“Para agosto de 2011 ya sabíamos qué reglas nuevas del juego había, entonces, sí hay un sistema garantista, está el artículo 1 de la Constitución, un Sistema Penal nuevo, un Juicio de Amparo, todo en un contexto de inseguridad nacional muy serio, pónganlo todo junto y ahí está el resultado, y adicionalmente poco ejercicio de capacitación, poca previsión…”, agregó José Ramón Cossío.

Señaló que son muchos cambios y en vez de estar repartiendo culpas se debe hacer una autocrítica y ver que se requiere una enorme cantidad de talento, entrenar personas, identificar objetivos e invertir muchísimo en educación.

“Esto no cambia porque aparezca una norma publicada en el Diario Oficial de la Federación”, dijo el ministro, quien advirtió que la debilidad institucional que hay en el país impide también la fortaleza del nuevo sistema.

“Qué puede estar sucediendo, que las acusaciones no están bien construidas, que ciertos delitos no están siendo bien identificados, que al llegar a la audiencia no se tiene la capacidad para sostener la acusación, entonces sí hay una parte institucional de gran debilidad”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta