Sin reparar desastre ecológico, reinicia actividades refinería de Salina Cruz, Oaxaca

Sin reparar desastre ecológico, reinicia actividades refinería de Salina Cruz, Oaxaca

62
0
Compartir

Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció que hoy, 30 de julio, reanudaría operaciones en la refinería “Antonio Dovalí Jaime” de Salina Cruz, sin siquiera iniciar acciones para resarcir el daño ecológico derivado de la quema de miles de combustible que ocurrió hace un mes y medio, como consecuencia de las inundaciones provocadas por las tormentas tropicales Calvin y Beatriz.

El regidor de ecología de Salina Cruz, Mariano Vicente Martínez, señaló que la paraestatal se ha negado a dar información al ayuntamiento sobre las acciones que realizará para mitigar los efectos negativos que son evidentes en la contaminación de pozos de agua.

A través de tres escritos, todos sin respuesta, el ayuntamiento ha solicitado una reunión para abordar el tema, sin embargo “existe una total omisión y hermetismo. Queda claro que a Pemex sólo le importan sus intereses.”

Por lo pronto, la situación social quedó en aparente calma aunque los daños al medio ambiente persisten y son evidentes como la contaminación al agua, a los manglares y pozos. “La gente está inquieta porque requieren que se les repare el daño. Tenemos la fe en nuestros gobernantes para que sea reparado el daño”, señaló.

Explicó que para la limpieza al exterior de la refinería se contrató una empresa la cual empleó de manera temporal a pobladores que viven de la pesca ribereña.

Por su parte, personal de la Secretaría de las Energías y Medio Ambiente (Semadeso) realizó una inspección en las agencias afectadas como es el caso de la Ventosa, Boca del Río y Playa Abierta. Hasta el momento continúan esperando el dictamen.

La promesa de la Semadeso -señaló- fue acompañar a Salina Cruz en la exigencia de remediación del daño que derivó en la muerte de ganado, peces y aves. “Esperemos que nos cumplan esa promesa para volver a creer en nuestros gobernantes”.

Mediante tres escritos fechados en distintos momentos, el ayuntamiento de Salina Cruz solicitó a Pemex un acercamiento, sin embargo, no han recibido respuesta.

“Ellos están ocupados en su tema económico. No le interesa la población, no le interesa lo que ocurrió, le interesa recuperar su dinero y desafortunadamente nosotros los ciudadanos no somos prioridad.”

Salina Cruz -indicó- ha sido muy complaciente con Pemex a pesar de los desastres ecológicos por derrames de hidrocarburos. Contrariamente -añadió- la petrolera no ha actuado de manera responsable ante las afectaciones.

“Las agencias municipales que donaron las tierras, que están cerca de la refinería y que están sufriendo de enfermedades pulmonares, de la piel, a Pemex no le interesa.”

En su momento, a través de un comunicado PEMEX adelantó que las operaciones de manera general reiniciarían este 30 de julio y para ello instalaron nuevas bombas para la alimentación de crudo a la refinería en un terreno diferente al de la zona donde se suscitó el incendio.

Mediante el mismo comunicado, la petrolera mexicana indicó que estaban en el Análisis Causa Raíz (ACR) completo, conforme a la regulación aplicable, a fin de conocer los factores que dieron origen a la emergencia.

La refinería más grande del país

En un comunicado emitido la tarde de ayer, Pemex precisó que realizaron “pruebas de arranque en la planta de fuerza y servicios principales de la refinaría “Antonio Dovalí Jaime”, como parte de los protocolos operativos y de seguridad de la puesta en operación, contemplada para finales de este mes”.

La refinería inició operaciones en abril de 1979, ocupa una superficie de 600 hectáreas, y se localiza a cinco kilómetros al noreste de Salina Cruz, en la costa del Océano Pacífico.

De acuerdo con información del centro de investigación Mario Milona, la refinería ha registrado un constante crecimiento que la ubica como la más grande del sistema petrolero de refinación en el contexto nacional, con capacidad para procesar 260 mil barriles de crudo por día.

Es punto de embarque de crudo para exportación y abasto de combustibles, principalmente para los estados que colindan con el Pacífico. Actualmente existe un proyecto de conversión de residuales con lo cual se ampliaría su capacidad.

En los alrededores de la refinería se ubican humedales, incluidos manglares, que han sido afectados en diferente grado por actividades agrícolas, ganaderas y de desarrollo urbano, así como por la construcción de la misma refinería, lo que genera además impacto en los recursos de aire, suelo y agua.

No hay comentarios

Dejar respuesta