Problemas de competencia cuestan 2.5 mil mdp a mercado de medicamentos genéricos:...

Problemas de competencia cuestan 2.5 mil mdp a mercado de medicamentos genéricos: Cofece

44
0
Compartir

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los problemas de competencia en el mercado de medicamentos de patentes vencidas, derivados de fallas regulatorias y de política pública generan un costo adicional de 2.5 mil millones de pesos anuales a los consumidores, reveló la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Aún más, el Estudio en materia de libre concurrencia y competencia sobre los mercados de medicamentos con patentes vencidas, integrado de 137 páginas y de seis capítulos, señala que dicha cifra equivale a dos veces el presupuesto del Hospital Juárez de México o a la construcción de cuatro hospitales generales de 180 camas.

Según el documento, la patente de una sustancia activa es un mecanismo que busca promover el desarrollo del conocimiento y la innovación, al garantizar a los laboratorios el derecho de vender en exclusividad nuevos medicamentos por 20 años.

Dicho periodo es improrrogable en el cual recuperan sus gastos de desarrollo e investigación y obtienen un rendimiento económico adicional.

Una vez vencida la patente que otorga el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), otros laboratorios pueden producir y comercializar la misma sustancia activa en una versión genérica del original con el mismo efecto terapéutico.

Mientras que para comercializarla es necesario obtener un registro sanitario por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), el cual se obtiene una vez comprobada la bioequivalencia entre el medicamento genérico y el original.

Una vez vencida la patente, precisó la Cofece, contar con un mayor número de competidores incentiva una oferta de calidad a los precios más bajos posibles, debido a que los laboratorios deben rivalizar por la preferencia del consumidor para asegurar ganancias.
De ahí la importancia de garantizar la entrada sin retrasos injustificados a todo agente económico interesado en participar en el mercado de medicamentos genéricos.

Las distorsiones

La Cofece, presidida por Alejandra Palacios, identificó una serie de distorsiones que impiden condiciones oportunas para el desarrollo eficiente de este mercado.

De entrada, el estudio señaló que la entrada de los medicamentos genéricos al mercado es tardía y lenta. Incluso, precisó, existen algunos que no se producen y comercializan aun cuando un agente económico obtuvo el registro sanitario de Cofepris.

“En México transcurren en promedio más de dos años entre el vencimiento de una patente y el lanzamiento al mercado del primer genérico; en contraste, en Estados Unidos se presenta de manera inmediata para aquellos medicamentos más vendidos, y en la Unión Europea el lapso promedio es de siete meses”, reveló.

En segundo lugar, detectó que el vencimiento de patentes no se ha traducido en suficiente presión competitiva en el mercado.

De hecho, el estudio identifica 22 medicamentos innovadores, con ventas anuales estimadas en seis mil 285 millones de pesos, cuyas patentes han vencido pero ningún competidor ha solicitado el registro sanitario, no enfrentan a genérico alguno en el mercado, se encuentran en algún litigio que impide su comercialización, o bien, la introducción del medicamento genérico no se ha traducido en mejora de precios.

Por otra parte, la autoridad antimonopolios dejó ver que la entrada de productos genéricos alternativos no se traduce en mejores precios para el consumidor.

Dos años después de la entrada del primer genérico, precisó, el precio promedio de estos es 28% menor al precio del medicamento original. Sin embargo, la reducción de precios en México es menos pronunciada en comparación con, por ejemplo, el 40% de la Unión Europea.

Por último, la regulación de la industria afecta las condiciones de competencia:

“La normatividad en materia de salud restringe la posibilidad de sustituir medicamentos de marca por genéricos cuando el médico no prescribe explícitamente la denominación genérica en la receta”, advirtió la Cofece.

A su vez, la posibilidad de proteger con más de una patente a un mismo medicamento favorece la exclusividad, porque los competidores se ven obligados a involucrarse en litigios para poder comercializar la fórmula original.

Recientemente, se ha registrado un aumento en promedio de 1.2 a casi 2 patentes por sustancia activa, lo cual extiende en los hechos el poder de mercado del medicamento.

Por si fuera poco, también se carece de información pública actualizada y completa sobre los registros sanitarios, así como de la vinculación de los medicamentos de referencia con las patentes que los protegen, lo cual genera costos de búsqueda y litigios entre laboratorios innovadores y genéricos, que demoran la entrada de los mismos.

Como dato, al cierre de diciembre de 2016, el portal electrónico de la Cofepris solo ofreció información completa en el 7% de los 486 genéricos autorizados y el 68% no apareció en la consulta del sitio web. Además, el listado de medicamentos de referencia no contiene información de patentes.

No hay comentarios

Dejar respuesta