López Obrador asegura que Salinas y Peña intervienen procesos internos del PAN

López Obrador asegura que Salinas y Peña intervienen procesos internos del PAN

50
0
Compartir

Durante su visita a Aguascalientes, Andrés Manuel López Obrador, presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), afirmó que el presidente Enrique Peña Nieto y el expresidente Carlos Salinas de Gortari no sólo están enfrentados para definir a quién encabezará el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en 2018, sino que también tienen a sus propios candidatos para el Partido Acción Nacional (PAN).

Este domingo 15 de octubre, como parte de una gira por Durango, Zacatecas y Aguascalientes, López Obrador visitó los municipios de Asientos, Rincón de Romos y Pabellón de Arteaga; en la comunidad de Villa Juárez, perteneciente a Asientos, realizó el primer mitin del día.

López Obrador habló del lanzamiento de María de Jesús Patricio Martínez como la candidata del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, quién como el resto de los candidatos independientes, tienen derecho a participar en el proceso electoral.

Aunque entre los numerosos candidatos independientes que han revelado sus intenciones para contender a la presidencia de la República hay gente verdaderamente bien intencionada, hay quienes se disfrazan de independientes, pero de cualquier forma todos tienen el derecho de participar lo cual, sin embargo, no afectará el proyecto de Morena.

“La mafia del poder”, dijo, utiliza a algunas de estos candidatos independientes para dividir y confundir, sin embargo, donde hay más división en el panorama político es al interior del propio PRI donde dos de sus personajes con más influencia, Peña Nieto y Salinas de Gortari, están enfrentados.

Mientras que Salinas quiere que el actual titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer sea el candidato del PRI para 2018, Peña Nieto, aseguró, espera que José Antonio Meade Kuribreña, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, encabece al Revolucionario.

Sin pruebas, López Obrador fue más allá al afirmar que Peña Nieto no sólo busca imponer al candidato del PRI a la presidencia, sino que busca hacer lo mismo con el Partido de Acción Nacional (PAN) para quién esperaba que fuera Margarita Zavala Gómez, quien prefirió la vía independiente; mientras que Salinas de Gortari, prefiere que Ricardo Anaya Cortés haga lo propio. Incluso el enriquecimiento ilícito del que ha sido acusado Anaya Cortés, comentó, también deriva de las diferencias entre Peña Nieto y Salinas de Gortari.

El presidente de Morena no se fue sólo contra los partidos, sino que confirmó ante el cuestionamiento de la prensa, que el Instituto Nacional Electoral (INE) está cooptado, como ocurre también con el Tribunal Federal Electoral (Trife): “Están al servicio de la mafia del poder, cuando fueron nombrados los magistrados y los consejeros electorales se los repartieron entre el PRI y el PAN”.

Ni el INE ni el Trife, agregó, son organismos ciudadanos independientes y autónomos, sino que están al servicio de la “mafia del poder” por lo que no son confiables pese a que estas serán las instituciones que validarían el triunfo o derrota de Morena en 2018.

En el primer mitin de este domingo, muchos de los que acudieron se identificaban como afiliados al Partido del Trabajo (PT), instituto político con el que según López Obrador, se ha consolidado una alianza.

El PT, agregó, fue el único partido que respondió al llamado de unidad de Morena en las pasadas elecciones del Estado de México, donde el candidato a gobernador de ese instituto político, Óscar González, declinó a favor de la candidata de regeneración nacional Delfina Gómez Álvarez.

Basado en el dicho de “nobleza obliga”, se acordó ir en unidad con el PT, cuyos dirigentes, aseveró, son víctimas de persecución por Peña Nieto, acusados de lavado de dinero precisamente por apoyar la candidatura de Delfina Gómez en el Estado de México.

Que el PT haya ido junto con el PRI en pasadas elecciones, apuntó, no es un impedimento para la alianza que hoy ostenta ese partido con Morena: “Nosotros hicimos el llamado en un momento que era importante para la democracia en el país, porque Peña estaba buscando imponer como al final desgraciadamente lo pudo hacer al quedar como gobernador del Estado de México Alfredo del Mazo”.

En la entrevista, López Obrador volvió a mencionar, como lo había hecho previamente, que en este momento México no está en condiciones para renegociar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte, por lo que resulta más conveniente que esto suceda una vez que quien sea que quede al frente de la Presidencia, asuma su puesto, “Ya a nosotros nos va a tocar hacer entrar en razón a Donald Trump y veremos cómo le tenemos que hacer (…), con aplomo”.

No hay comentarios

Dejar respuesta