Inicio Internacional LA ESTRATEGIA INESTABLE DE TRUMP HACIA CHINA PUEDE SER CONTRAPRODUCENTE

    LA ESTRATEGIA INESTABLE DE TRUMP HACIA CHINA PUEDE SER CONTRAPRODUCENTE

    84
    0
    Compartir
    NUEVA YORK (CNNMoney) -La administración de Trump está fuera de control en lo que respecta al comercio con China.

    Hace solo 10 días, las dos partes pidieron una tregua temporal. Ambas partes dijeron que habían acordado no imponerse nuevos aranceles a medida que continuaban las conversaciones, y que China aumentaría las compras de bienes y servicios estadounidenses para reducir el desequilibrio comercial de 375,000 millones de dólares.

    Luego, este martes, la Casa Blanca cambió abruptamente su tono.

    Estados Unidos anunció que avanzaría con los aranceles a los productos chinos por valor de 50,000 millones de dólares, así como las restricciones a la inversión en tecnologías críticas.

    El gobierno chino dijo que el anuncio “obviamente viola el consenso alcanzado recientemente en Washington por China y Estados Unidos”.

    Una de las principales tácticas del presidente Donald Trump en las negociaciones ha sido la imprevisibilidad. También tiene la costumbre de amenazar con acciones unilaterales para tratar de ganar influencia en disputas comerciales. Pero su estrategia sobre China es desconcertante para los expertos en comercio, que piensan que el latigazo podría en última instancia obstaculizar la capacidad de los Estados Unidos para obtener lo que quiere de Beijing.

    “Si estamos tratando de cambiar el comportamiento chino, estas señales ruidosas no nos llevarán hasta allí”, dijo Phil Levy, investigador principal de la economía global en el Consejo de Asuntos Globales de Chicago y execonomista senior de la administración de George W. Bush.

    Parte de la indecisión proviene de las divisiones duraderas dentro del equipo de Trump, que han complicado las negociaciones comerciales desde el principio.

    Cuando Trump dirigió por primera vez al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer a imponer aranceles sobre las exportaciones chinas por valor de 50,000 millones de dólares en marzo, tras una investigación de meses sobre el robo de propiedad intelectual, la medida fue aclamada como una victoria para los defensores comerciales de la administración Trump.

    Pero en las semanas siguientes, las negociaciones con China se centraron en preocupaciones más limitadas, como el déficit comercial bilateral.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here