Inicio Medios y Remedios Los Cardones vs BCS

Los Cardones vs BCS

110
0
Compartir

Antonio Ceja

Tal como lo anunciamos hace cuatro años, la minera Los Cardones, antes Zapal, antes Concordia y Antes Paredones Amarillos iniciará en breve los trabajos de extracción de oro por lixiviación usando cianuro para separar al metal precioso de la roca, la extracción se realizará en la zona de amortiguamiento de la Sierra la Laguna y podría operar al menos diez años hasta agotar las concesiones que le fueron otorgadas hace más de 40 años.

Durante el tiempo en que Paredones Amarillos anunció la intención de hacer valer sus concesiones hasta la fecha -hace más de diez años- los tramites, como cualquier otra empresa o industria que inicia actividades, cumplió en tiempo y forma los requisitos que se le exigen a cualquier empresa o persona para iniciar una actividad ya sea comercial o económica. En ese lapso, como se recordará, los ambientalistas se multiplicaron y se hicieron presentes para manifestarse en contra de la operación de Los Cardones cuya propiedad esta en manos de Ricardo Salinas Pliego.

Entre el estira y afloja de la presión social, finalmente la empresa minera está sentando sus reales en el estado y todo indica que, en breve, ganando todos los amparos federales a su favor, por fin iniciará la instalación del campamento y cumplirá, seguramente, con los miles de empleos y beneficios que ha anunciado en varios medios de comunicación. Los ambientalistas poco o nada pudieron hacer ante el embate: manifestaciones, bloqueo de caminos federales, crucifixión de funcionarios y muchos otros actos anti- minería que, finalmente, no dieron los resultados esperados.

Y eso tiene una explicación:

La minería es una actividad industrial lícita, permitida y regulada por leyes mexicanas y genera decenas de miles de empleo en todo el país. Ninguna autoridad puede negarle ningún permiso siempre y cuando cumpla con las normatividades vigentes en la materia las cuales, en teoría, tiene la estricta obligación de cumplir. Lo anterior presagiaba, como lo dije en su momento años atrás, que las pretensiones de los ambientalistas y ciudadanos que rechazaron la operación minera no sirvieran de nada a menos que tuvieran un Plan “B” ante la creencia de que, con la simple presión social, la empresa minera daría marcha atrás lo que finalmente no ha ocurrido. Lo que queda, es la absurda idea de que AMLO realizaría una encuesta o consulta, pero ésta, si se logra, sería hasta diciembre que es cuando el tabasqueño entra como presidente del país por lo que su famosa encuesta o consulta minera tardaría, al menos, ocho meses en organizarse y costaría varios millones de pesos siempre y cuando, se autorice la misma para definir un asunto de interés nacional y la mina simplemente no lo es. El asunto es difícil de digerir si lo vemos con esa perspectiva y vaya que duele el hecho de se altere, inminentemente, el ecosistema de la Sierra la Laguna.

 

 

Con los pies en la tierra y viendo el caso fríamente, los ambientalistas fueron rebasados. Ahora, más que nunca, queda en manos de las nuevas autoridades para DECRETAR la prohibición de los procesos de extracción por lixiviación en territorio sudcaliforniano. MORENA, nadie más, tiene la enorme oportunidad de crear un precedente nacional y quizás mundial al imponerse a las depredadoras intenciones de las compañías mineras mediante la adecuación a las leyes que cambien los sueños por la realidad de los ambientalistas que, en el estado, han dejado más dudas que acciones positivas, igual que AMLO, quien se lavó las manos y se mostró sumiso ante el poderío económico de Salinas Pliego quien por cierto, colaboró en la persona de Esteban Moctezuma, director de Fundación Azteca, como el que será el nuevo secretario de Educación Pública y quien de la mano de Napoleón Gómez Urrutia, le están tendiendo la cama a los sudcalifronianos.

No hay que darle tantas vueltas.

Al Aire

Los daños ocasionados por lluvias que se han registrado en Baja California Sur durante los últimos cuatro días, han sido menores y hasta el momento se reporta saldo blanco, señaló el secretario General de Gobierno Alvaro de la Peña Angulo luego de encabezar la reunión del Consejo Estatal de Protección Civil en donde se dieron a conocer los informes sobre las afectaciones de la depresión tropical 19-E. El Consejo acordó suspender este jueves 20 de septiembre, las clases en todos los niveles educativos, así como en las estancias infantiles y guarderías en los municipios de La Paz, Los Cabos, Comondú y Loreto, ya que el personal de las instituciones habrá de llevar a cabo labores de limpieza, para reanudar actividades de manera normal el viernes 21 de septiembre. Se informó que la depresión tropical se ubicaba a las 19:30 horas a 105 kilómetros al sur suroeste de la ciudad de Guaymas, Sonora y su desplazamiento es hacia el norte a 15 kilómetros por hora, con vientos sostenidos de 55 kilómetros por hora y rachas de hasta 75 kilómetros por hora. El pronóstico para la entidad es de lluvias puntuales intensas de 75 a 150 milímetros. De acuerdo con la medición, las lluvias registradas en el estado son:, Loreto 52 milímetros, Ciudad Constitución 73.9 milímetros, La Paz 66.8 milímetros, Todos Santos 60.9 milímetros, Las Pocitas 74 milímetros, Santiago 45.3 milímetros y San José del Cabo 106.9 milímetros y Cabo San Lucas 75.5 milímetros. Durante la reunión se informó de daños menores en la red carretera en donde se interrumpió la circulación de manera momentánea al subir el cauce de agua en arroyos y vados, pero una vez que descendió éste la circulación se ha reestablecido. La red de distribución de energía eléctrica opera de manera normal, lo mismo que el servicio de agua potable y el abasto de combustibles y víveres está garantizado. Los aeropuertos laboran de manea normal, mientras que los puertos de Los Cabos, Los Barriles, La Paz y Loreto, permanecen cerrados a embarcaciones menores, solamente se presentaron retrasos en el servicio de transbordadores con destino a Topolobampo en virtud de que ese puerto se encuentra cerrado. Se prevé la apertura de los puertos en transcurso de la madrugada de este jueves. El titular de la Secretaría de Salud en la entidad pidió la colaboración de vendedores de alimentos en vía pública para que se abstengan de desarrollar su actividad en tanto se realizan las verificaciones correspondientes y evitar cualquier riesgo a la salud de las y los ciudadanos. El Secretario General de Gobierno, reiteró el llamado a las familias sudcalifornianas, para que atiendan las recomendaciones que se emiten por parte de las instituciones de seguridad y protección civil, para evitar situaciones que puedan poner en riesgo lo más importante que es la vida humana, puntualizó.  Finalmente, Álvaro De la Peña, mencionó que el Consejo Estatal se mantendrá atento para dar puntual seguimiento a esta baja presión e informar de manera oportuna a la ciudadanía cualquier situación que se esté presentando en relación a este fenómeno para tomar las medidas que se requieran en caso de ser necesario.

Debido al pronóstico climatológico que prevalecen en Baja California Sur, por acuerdo de Protección Civil se determinó continuar con la suspensión de clases para este jueves 20 de septiembre en los municipios de Los Cabos, La Paz, Comondú y Loreto, informó el secretario de Educación Pública en la entidad, Héctor Jiménez Márquez. El titular de la SEP precisó que esta medida preventiva aplica únicamente para los alumnos de todos los niveles educativos que acuden a escuelas públicas y privadas, en los turnos matutino y vespertino. Jiménez Márquez apuntó que el personal docente y administrativo de los planteles y centros de trabajo de la Secretaría de Educación Pública, deberán presentarse a laborar para habilitar los espacios educativos y estén en condiciones de reanudar labores. Por último, el secretario de Educación Publica convocó a padres de familia a mantenerse atentos a las indicaciones que emitan las autoridades de protección civil respecto a las condiciones del clima y la reanudación de labores en el sector educativo.

Como parte de las acciones emprendidas para salvaguardar el bienestar de la población y ante los derrames de aguas negras que provocaron las lluvias recién registradas en la entidad, la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), suspendió temporalmente la venta de alimentos en la vía pública en Los Cabos, La Paz y Comondú. La aplicación de esta medida será habitual cada que se presenten precipitaciones pluviales copiosas en el Estado, ya que estas provocan colapsos y vertimientos de drenaje que incrementan los riesgos por infecciones diarreicas agudas, indicó la titular de la dependencia estatal, Blanca Pulido Medrano. La suspensión será generalizada este miércoles en estos tres municipios, a reserva de que en los días posteriores pueda retomarse la venta de alimentos en aquellos sitios donde no se presenten derrames y donde los comerciantes ya hayan realizado labores de higiene en el perímetro donde trabajan, explicó la funcionaria estatal. La titular de COEPRIS explicó que esta prohibición temporal es para puestos semifijos, no obstante, el llamado para comercios fijos con venta de alimentos es aplicar medidas de saneamiento básico en sus establecimientos para que laboren en condiciones higiénicas y protejan con esto a los consumidores. Pulido Medrano puntualizó que durante tres días se recomienda a la población no realizar actividades recreativas en la bahía de La Paz por los desechos que hayan arrastrado las avenidas de agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here