Alistan Salud e INE protocolo sanitario para elecciones

  • Diseñan plan para evitar contacto físico entre participantes; casillas se sanitizarán antes y después de jornada; cubrebocas y gel antibacterial serán obligatorios.

A 30 días de las elecciones federales, el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Secretaría de Salud (Ssa) tienen listo un protocolo para garantizar seguridad sanitaria a los ciudadanos que acudan a emitir su voto el 6 de junio.

El protocolo incluye medidas como sanitización antes de la instalación de las casillas y después de que se concluya el escrutinio y cómputo, y está diseñado para evitar el contacto físico entre los funcionarios y los votantes.

Además, habrá señalizaciones en el interior y exterior de la casilla para garantizar sana distancia, y sólo se permitirá que permanezcan dos votantes simultáneamente adentro, gel antibacterial y cubrebocas, entre otros.

En ese sentido, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, consideró que el protocolo del INE para la atención sanitaria durante las elecciones está muy bien hecho y genera condiciones de seguridad sanitaria al momento de emitir el voto.

En la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, el funcionario mencionó que ese protocolo ya se aplicó en las elecciones de Hidalgo y Coahuila del año pasado y que no hubo ningún incidente epidemiológico.

“Se avecina la emisión del voto y lo hemos estado trabajando en coordinación con el INE, que es algo que nos parece muy positivo y que ya aprobamos el año pasado, cuando hubo elecciones en Hidalgo y en Coahuila.

“Hubo un gran diálogo y el INE se anticipó, convocó a expertos de salud pública, diseñaron un plan de manejo de las elecciones que fuera amigable a la seguridad sanitaria y tomó en cuenta los lineamientos de seguridad de la Secretaría de Salud”.

López-Gatell agregó que se logró el cumplimiento de los protocolos, pero ahora el reto es mayor porque la elección será a nivel nacional, aunque dijo, están en la misma disposición de diálogo con la autoridad electoral.

“Hace varios días el INE nos compartió la versión revisada del documento y pronto vamos a regresarlo. Está muy bien hecho para tener elecciones en condiciones de seguridad sanitaria”.

Entre las medidas sanitarias destacan que los ciudadanos podrán llevar su propia pluma; funcionarios de casilla les pedirán no hablar cuando se retiren el cubrebocas para ser identificados.

El ciudadano deberá mostrar su credencial de elector y darla sobre la mesa; además, se les proporcionará una toalla para limpiar la superficie que use. Tras depositar sus votos en las urnas, se les aplicará el líquido indeleble, pero sin tener contacto con los ciudadanos.

Los funcionarios de casilla marcarán la credencial del INE procurando no tener contacto con la misma.

Por último, las autoridades recomiendan a los votantes que, al regresar a sus domicilios, se laven sus manos con agua y jabón y desinfecten los objetos que hayan llevado a la casilla.