“Alito” se mantiene al frente del PRI y reforzará la coalición con el PAN y PRD

  • El dirigente nacional del tricolor reconoció que se plantéo su renuncia tras los resultados electorales del pasado 5 de junio, en la reunión que mantuvo con exlíderes del partido esta tarde de ayer martes.

Tras la debacle electoral sufrida por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), hoy se puso en la mesa la posibilidad de renuncia de Alejandro Moreno Cárdenas de la dirigencia tricolor, pero este reafirmó que no dejará el cargo, hasta que no concluya su mandato: “el PRI hace autocrítica, no flagelación”, lanzó.

“Lo que quiere Morena es al PRI”, advirtió el dirigente, quien dijo sentirse amenazado por el gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador. “Quieren una gente a modo para que se les hinque”, expresó y sostuvo que ese no será él.

El cónclave que fue solicitado el sábado por un grupo de exdirigentes del otrora partido mayoritario se desinfló hoy tras realizarse, en privado. Duró casi cuatro horas y media cuando estaba previsto para que durara tres, a lo sumo.

En la reunión, se le solicitó la renuncia anticipada, pero no fue un tema generalizado, apuntó Moreno en una breve conferencia de prensa que brindó al salir del encuentro.

Se planteó “si teníamos la capacidad” de llevar el futuro del PRI, pero reiteró una y otra vez que su periodo es de cuatro años, hasta el 19 de agosto de 2023, y que los completará.

A cambio ofreció que habrá renovación de los órganos dirigentes, pero no dijo cuándo. Eso tiene “sus tiempos, no es a capricho”, precisó.

La reunión fue con los exlíderes Dulce María Sauri, Pedro Joaquín Coldwell, Claudia Ruiz Massieu, Manlio Fabio Beltrones, Miguel Ángel Osorio Chong, Humberto Roque Villanueva, Beatriz Paredes, Roberto Madrazo, Carolina Monroy del Mazo y César Camacho Quiroz.

Ante los legisladores, como el líder de los senadores Miguel Ángel Osorio y Claudia Ruiz Massieu, ofreció sostener un encuentro posterior para aclarar que la “moratoria constitucional” anunciada por los aliados de Va por México, Acción Nacional y de la Revolución Democrática (PRD) no implicará que dejen de legislar, pero sí de no avalar las reformas constitucionales que interesan al presidente.

No asistieron Cristina Diaz, Mariano Palacios Alcocer, y Jorge De La Vega Domíngez, así como tampoco José Antonio González, quien es actualmente integrante del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).