Amlo se burla y EU y Canadá anuncian ‘golpe’ por sector energético

  • La solicitud de consulta en materia energética de Canadá a México comparte elementos con la propia presentada por Estados Unidos.

Igual que el Gobierno de Estados Unidos, el Gobierno de Canadá anunció que ha solicitado a México consultas de resolución de disputas bajo el acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (T-MEC) en el sector energético, debido a violaciones en varios capítulos del acuerdo en el tema.

De acuerdo con un comunicado de la portavoz del Ministerio de Comercio Internacional de Canadá, Alice Hansen, se tomarán las medidas necesarias y se realizarán las consultas para abordar las preocupaciones sobre las acciones de México bajo el acuerdo comercial.

“Estamos de acuerdo con Estados Unidos en que estas políticas son inconsistentes con las obligaciones de México en el T-MEC. Nos estamos uniendo a Estados Unidos en la toma de medidas mediante el lanzamiento de nuestras propias consultas en el marco del T-MEC para abordar estas preocupaciones, al tiempo que apoyamos a Estados Unidos en su desafío”, señala el documento.

De acuerdo con el USTR, la política energética de México viola el Capítulo 2 del T-MEC dedicado al Acceso al Mercado, especialmente al trato nacional y a restricción de importaciones y exportaciones. También, violaciones al Capítulo 14 dedicado a Inversión, además del Capítulo 22 que habla sobre Empresas Propiedad del Estado donde se piden reglas parejas para competir en el mercado.

En respuesta a ambos países, la Secretaría de Economía aseguró que el gobierno mexicano tiene voluntad de alcanzar un acuerdo.

“El Gobierno de México externa su voluntad para alcanzar una solución mutuamente satisfactoria durante la etapa de consultas”, concluye el comunicado.

También, la dependencia dio ‘acuse de recibo’ del inicio de la etapa de consultas para revisar si la política energética de México viola o no el tratado de libre comercio. A partir de esta fecha, ambos gobiernos tienen un periodo de 75 días para solucionar la controversia durante esta primera etapa.

“La solicitud de consultas presentada por el gobierno de Canadá contiene ciertos elementos comunes con la solicitud presentada por Estados Unidos, por lo que México buscará mantener un proceso coordinado con ambos socios comerciales del T-MEC a efecto de discutir el alcance de dichas solicitudes”, menciona el comunicado de la Secretaría de Economía.

Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior,informó en entrevista radiofónica que a pesar de que el lapso para las consultas es de 75 días, “si no llegamos a un acuerdo estaríamos hablando del establecimiento de un panel que podría llevar entre 6 o 7 meses… pero quisiera enfocarme en las consultas ya que son una excelente oportunidad para resolver estas diferencias que tenemos”.

Respaldan en EU

Desde Estados Unidos, la Cámara de Comercio celebró la decisión tomada por la USTR.

“La Cámara aplaude este importante paso para abordar las medidas preocupantes que México está adoptando en su sector energético y que creemos que violan los compromisos del país bajo el T-MEC”, dijo el vicepresidente, Neil Herrington.

El Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, y el presidente del Comité de Finanzas del Senado, Ron Wyden, elogiaron la decisión por responsabilizar a México por sus obligaciones bajo el T-MEC, pues “las políticas energéticas proteccionistas de México son un doble golpe contra el progreso económico y ambiental”.

Para Ken Monahan, vicepresidente de la Asociación Nacional de Fabricantes, esta acción audaz será fundamental para detener las medidas implementadas y propuestas por el gobierno de México que contradicen la letra y el espíritu del T-MEC, mientras que el senador republicano, Ted Cruz dijo que “ya era hora que EU respondiera y actuara”.

El director ejecutivo de Alliance for Trade Enforcement, Brian Pomper, espera que esta acción le demuestre a México que Estados Unidos se toma en serio el T-MEC.

En tanto, Mike Sommers, director ejecutivo del Instituto Americano del Petróleo, y Heather Zichal, directora de la Asociación Estadounidense de Energía Limpia, apuntaron que es un importante paso ya que las políticas de México socavan la integración de los mercados energéticos de la región y ponen en riesgo los objetivos climáticos.