Anonymous hackea al banco central de Rusia y filtra miles de documentos confidenciales

EFE.- El grupo de hackers internacional Anonymous ha publicado 28 gigabytes de documentos que, asegura, ha obtenido tras penetrar la seguridad informática del Banco Central de Rusia, junto con un video en el que advierte al presidente ruso, Vladimir Putin, de que todos sus secretos serán revelados.

“La filtración sobre el Banco Central de Rusia (28 gigabytes) ha sido publicada por Anonymous“, señala el grupo en Twitter, donde indica que ha distribuido los documentos en varios puntos de internet y que, si los enlaces son censurados, los compartirá con otros nuevos.

En un video, los hackers califican al presidente ruso de “mentiroso, un dictador, un criminal de guerra, un asesino de niños”.

“Miles de civiles inocentes han sido asesinados por orden de Putin en Ucrania, cientos de miles se han visto desplazados, se han bombardeado hospitales, escuelas y refugios, niños han perdido sus familias y familias han perdido sus niños”, señalan.

“Vladimir Putin, ningún secreto está seguro, estamos en todos los lugares: en tu palacio, donde comes, en tu mesa, en tu dormitorio”, añadió un hacker con la típica máscara de Anonymous.

“Ahora compartimos miles de documentos pertenecientes al Banco Central de Rusia: acuerdos, correspondencia, transferencias de dinero, secretos comerciales de tus oligarcas, informes económicos que escondes del público, acuerdos comerciales que has firmado con otros países, declaraciones, información de tus simpatizantes registrados, tus videoconferencias y los programas que utilizas”, señaló el grupo.

El Banco Central de Rusia (BCR) anunció hoy la vuelta a la Bolsa de Moscú a partir del lunes de todas las acciones rusas y extranjeras, después de que los últimos dos días bursátiles solo permitiera las negociaciones con 33 valores de 30 empresas cotizadas del país.

El parqué reabrió parcialmente el pasado día 24, casi un mes después de que quedara suspendido por orden del BCR por el impacto de las sanciones occidentales que Occidente ha impuesto a Rusia por la ofensiva militar en Ucrania.