Ataque de Al Shabab en hotel de Mogadiscio deja 10 muertos

Fuerzas de seguridad somalíes combaten para retomar el control del hotel Villa Rose, en la capital.

Fuerzas de seguridad de Somalia informaron este lunes que el grupo yihadista Al Shabab atacó la pasada noche un hotel cercano al palacio presidencial en Mogadiscio, la capital, con saldo preliminar de 10 muertos y varios heridos, mientras aún se combate por el control de la instalación.

Entre las víctimas hay dos personas con doble nacionalidad somalí y británica, informó Mohamed Dahir, agente de la Policía de Somalia.

El ataque se produjo Estos después que el Ejército somalí, con apoyo de Estados Unidos, haya incrementado el ritmo de sus operaciones contra el grupo irregular, que en el pasado juró lealtad a la red terrorista de Al Qaeda.

De acuerdo con los informes, una célula de miembros del grupo armado Al Shabab penetró en el hotel Villa Rose, en el centro de Mogadiscio, alrededor de las 20H00 hora local de este domingo, a pesar de férreas medidas de seguridad, tras provocar una explosión en la entrada del establecimiento.

“Un grupo de combatientes de Al Shabab atacó un hotel comercial en el distrito de Bondhere y las fuerzas de seguridad entablaron un combate para eliminarlos”, dijo inicialmente el portavoz de la policía nacional, Sadik Dudishe.

Dudishe agregó que “los culpables pagarán el precio”, después de que el grupo yihadista se atribuyera el atentado.

“Los terroristas están bloqueados en una habitación del edificio y las fuerzas de seguridad están a punto de terminar rápidamente el operativo”, declaró horas después a los medios el oficial de las fuerzas de seguridad Mohamed Dahir.

También informaron sobre el rescate de varias personas, entre ellos integrantes del Gobierno, sin precisar la identidad de las víctimas.

No obstante, el viceministro de Medioambiente, Adam Aw Hirsi, confirmó a través de su cuenta oficial en Twitter que había sobrevivido al asalto: “Estoy a salvo de una explosión terrorista contra mi residencia” en el hotel.

Medios locales especulan sobre la presencia en el conflicto del ministro de Seguridad Interna, Mohamed Ahmed Doodishe, quien presuntamente resultara herido, aunque esto no ha sido validado oficialmente.

Destacan los reportes que en el hotel Villa Rose se hospedan frecuentemente políticos, funcionarios del Gobierno y parlamentarios, patentándose como una zona segura dentro de la capital somalí.

El grupo Al Shabab, afiliado a Al Qaeda, ha intentado derrocar al Gobierno durante 15 años y ha intensificado sus acciones desde que el primer ministro Hamza Abdi Barre informara públicamente un saldo de 600 bajas y 1200 heridos entre los terroristas, a consecuencia de la reciente ofensiva de su ejército.