Atlante es campeón de la Liga de Expansión

Atlante se encontró con algunas acciones de peligro gracias a las imprecisiones del Tampico Madero en la zona baja. Una esférica a la deriva culminó en un remate de Rolando González que se fue por encima de la cabaña.

El Atlante cobró venganza del Tampico Madero. Hace un año, los Potros de Hierro perdieron la final de la Liga de Expansión, pero anoche en el estadio Azulgrana fueron superiores a su rival y se volvieron a coronar ante su gente como hace 75 años.

Los Potros de Mario García supieron sufrir, pero en el momento adecuado apareció Ramiro Costa con un doblete y un gol más de Christian Bermudez para sentenciar la final por marcador 3-0.
El Tampico Madero tuvo la primera oportunidad del partido gracias a un error en la salida del Atlante. De inmediato, el balón fue filtrado para Eduardo Pérez, ganó a su marcador y quedó de cara al arco. Humberto Hernández salió a achicar y evitó el gol con un manotazo.

La respuesta llegó casi de inmediato. Duilio Tejeda corrió desde la banda derecha y en dirección hacia el área. El movimiento fue perfecto, justo a esa zona le hicieron el toque filtrado. El Cone intentó sacarse de encima al portero, pero no lo logró y terminó por impactar el balón en el rival.

La presión alta ayudó a los azulgranas para meter en aprietos a la zaga de la Jaiba. Toque retrasado hacia Marco Millán, el portero perdió un tiempo para ir al encuentro del balón, Ramiro Costa corrió a presionarlo y le punteó el balón, aunque no con la dirección necesaria para cantar el primer gol de la noche.

De a poco el partido fue cayendo en un ritmo lento, solamente algunos chispazos encendieron los ánimos de los aficionados que se hicieron presentes en el Azulgrana. Una de esas acciones fue un disparo desde fuera del área de Omar Sóto, el balón bajó peligrosamente y el meta tuvo que intervenir para evitar un auténtico golazo.

El bajón en el ritmo fue conveniente para la Jaiba Brava que pudo acercarse al arco del Gansito Hernández. Triangulación en tres cuartos de cancha, Carlos Robles quedó de cara a la puerta, aunque no logró definir ante la salida del Gansito.

A unos minutos del final de la primera mitad, Diego Hernández jaló al gatillo desde fuera del área. El volante ya se saboreaba la anotación, pero el balón reventó el travesaño y se ahogó el grito de gol.

En el complemento, Tampico Madero atacó fuerte con la firme intención de irse al frente en el marcador y se quedaron a nada de lograrlo. Centro desde la banda derecha, en el área, Edu Pérez le ganó a su marcador y remató. Por mero reflejo, Humberto Hernández sacó un manotazo que impidió el festejo visitante.

De inmediato, Atlante se preparó para responder a la afrenta. Desde la zona baja salió un pase largo para Ramiro Costa, el delantero ganó en velocidad, dejó en el camino a un defensa y definió ante el cancerbero que nada pudo hacer.

El gol puso al Tampico Madero contra las cuerdas. Atlante aprovechó el desconcierto del rival y de inmediato ampliaron su ventaja. Por la izquierda Juan Domínguez se metió al área y metió diagonal retrasada para que Ramiro Costa simplemente llegara a empujarla.

Por si no fuera poco, Atlante todavía tuvo una acción más de peligro. Centro desde la derecha, en el corazón del área apareció Christian Bermudez completamente solo, conectó un cabezazo y la mandó a guardar.

La Jaiba pudo hacer más decoroso el marcador gracias a un penalti sancionado por una mano. Eduardo Pérez tomó el balón y le pegó fuerte hacia el centro. Gansito Hernández atajó la pena máxima y logró dejar en cero su marco.