McKee comparó el cerebro de Adams al de Aaron Hernandez, el ex astro de los New England Patriots al que, después de morir se le diagnosticó ETC. Hernandez tenía 27 años cuando se ahorcó en la cárcel al purgar una cadena perpetua por un homicidio perpetrado en 2013.

Adams, de 32 años, jugó en 78 partidos de la NFL a lo largo de cinco temporadas con seis equipos distintos. Se unió a los San Francisco 49ers en 2010, tras ser seleccionado en la séptima ronda del draft, procedente de South Carolina State.

Aunque rara vez fue titular, jugó también con New England, Seattle SeahawksOakland Raiders y New York Jets, antes de finalizar su carrera en 2015 con los Atlanta Falcons.

Como novato, sufrió una lesión grave de tobillo y nunca volvió a vestir el uniforme de los 49ers.

Más tarde, con los Raiders, presentó dos conmociones cerebrales durante tres partidos en 2012.