Benavídez esperará a 2022, por Canelo

José Benavídez, padre y entrenador del dos veces ex campeón mundial supermediano del WBC, el invicto mexicanoestadounidense David “Bandera Roja” Benavídez, manifestó en la reunión virtual del Consejo Mundial de Boxeo que están dispuestos a esperar a que Saúl “Canelo” Álvarez, soberano mundial unificado WBC/WBA, cumpla con los combates que tiene en su agenda, lo que equivale a ser pacientes hasta 2022.

Mauricio Sulaimán Saldívar lo felicitó a nombre del WBC, por haber marcado abajo del tope de las 168 libras para la batalla que ganó en 11 asaltos a Ronald Ellis. Se trató de una eliminatoria del organismo verde y oro.

“Sabemos que ‘Canelo’ tiene varios compromisos: BJ Saunders, Caleb Plant, y un posible combate con ‘GGG’, eso nos da tiempo para seguir madurando, seguir aprendiendo, aunque estaríamos listos si la oportunidad se presentara de pronto”, aseguró el coach de origen mexicano.

José Benavídez puntualizó: ‘“Canelo’ es un maestro, el mejor libra por libra a los ojos de nosotros, tiene muchísimo talento, un contrapegador buenísimo. Le hemos visto también varios defectos, uno de ellos es el jab, tiene un poco de problemas con la distancia, nos estamos enfocando muchísimo en ese jab, nos va dar tiempo porque nosotros tenemos que corregir cosas (en Benavídez), cómo se para, un poco bajar su quijada, un poco más de cabeceo y cortar el ring”.

“Como todo -prosiguió-, seguimos aprendiendo, David se sigue poniendo más fuerte, tiene 24 años. Creo que (contra ‘Canelo’) es una pelea que la gente está pidiendo, no se va a dar ahorita, esperamos que después de tres o cuatro peleas, como Floyd Mayweather le dio la oportunidad, nos la dé y ver dónde estamos y ver qué podemos hacer, podemos prepararnos muy bien para darle un buen show a nuestra gente mexicana”.

El papá del espigado pugilista matizó: ‘David no tendrá problemas para dar el peso. (Contra Ellis) llegó en 167.2 libras con una buena dieta, con una buena disciplina, entonces, creo, tenemos para estar en las 168 libras por un buen tiempo. Contra Ellis fue una pelea difícil, se complicó, el muchacho venía a pelear”.