Brasil, que tiene más de diez bailes ensayados, no dejará de festejar así en el Mundial, aunque incomode

  • Incluso Tite se unió al baile, tras el tercer gol ante Corea del Sur, el técnico se arriesgó rodeado de los jugadores del banquillo, pedido suyo precisamente para no parecer que se burla de sus rivales

Los bailes que usó la selección brasileña para celebrar sus goles contra Corea del Sur, en la victoria por 4-1, pueden haber molestado incluso a personas como Roy Keane, exjugador del Manchester United. Pero, para aquellos que lo encontraron “irrespetuoso” como él, malas noticias: no se detendrán.

Raphinha lo dijo claramente, luego de clasificarse para los cuartos de final de la Copa del Mundo: “El problema es que a los que no les gusta, lo seguiremos haciendo”. Incluso antes de que comenzara la Copa del Mundo, de hecho, el delantero había revelado que Brasil ya tenía más de diez bailes ensayados para celebrar.

Frente a los surcoreanos, las celebraciones siguieron un “protocolo” similar. Tras los goles, todos los jugadores de Brasil se juntaron, se abrazaron y luego un cuarteto formado por Neymar, Lucas Paquetá, Vinicius Jr. y Raphinha. Charlan brevemente y… bailan.

La primera coreografía elegida este lunes (5) fue “Pagodão do Birimbola”, del grupo “Os Quebradeiras”, uno de los furores del momento en Tiktok. La definición tiene lugar allí mismo en el campo, pero el ensayo empieza antes, con vídeos compartidos entre los futbolistas en la concentración.

Diariamente enviamos videos y, adentro, solo decimos: ‘va a ser ese’.

“Este es un grupo que está feliz de marcar el gol, feliz de conquistar la victoria, el gol. Cada uno celebra a su manera. Lo único es respetar”, agregó, destacó la disconformidad con la opinión de Keane, quien vio falta de respeto de los brasileños contra los surcoreanos.

“La danza es el símbolo, simboliza la alegría de marcar un gol. No lo hacemos para faltarle el respeto, no vamos delante de un oponente, no hacemos nada. Nos juntamos, puedes mirar, todos están ahí. Y celebramos, es nuestro momento, metimos el gol, Brasil celebra. Si no le gusta, no tengo mucho que hacer por él. Si metemos el gol, seguiremos celebrando”.

Incluso Tite se une al baile. Literalmente. Tras el gol de Richarlison, el tercero de Brasil ante Corea del Sur, el técnico se arriesgó a los pasos de la “Baile de la Paloma”, rodeado de los jugadores del banquillo de Brasil, pedido suyo precisamente para no parecer que molesta a sus rivales.

“Tratamos de adaptarnos a las características del grupo de futbolistas. Son bastante jóvenes y tengo que adaptarme un poco a su lenguaje. Ellos tienen el lenguaje de la danza”, explicó el entrenador, quien reveló que antes de “Dança do Pombo”, intentó acompañar a los futbolistas en otra coreografía tras bambalinas, a cargo del “Grupo Molejo”, pero le resultó demasiado difícil.

“Este (de Pombo) lo puedo hacer igual, pero muy mal. Entonces dije, si lo haces, me puedes hacer bailar”, agregó Tite, revelando el “trato” que se hizo en la conferencia. Continuó hablando de tener cuidado de que su celebración no sonara como una falta de respeto a Corea del Sur.

“Siempre habrá malos que dirán que fue una falta de respeto. Entonces les pedí a los atletas que me escondieran un poco. Sé lo de la visibilidad, hay muchas cámaras y no quería que tuviera otra interpretación que alegría por el gol, por el equipo, por la actuación, por la actuación, por el resultado, y no faltarle el respeto al rival, como no lo es. Pero no se podía ocultar”.

El próximo viernes (9), en los cuartos de final contra Croacia, Brasil ya tiene la favorita para ser la coreografía del próximo gol: la canción “Aquecimento Senta Senta Suave”, que es una sociedad de Buarque, amigo de Vinicius Jr. y Kevin O Chris (ver más abajo).

“Dios quiera, hasta la final, hay mucho baile por salir”, bromeó Vinicius Jr., en una entrevista con Casimiro.