Canadá regresa a un Mundial: golea a Jamaica y está en Qatar 2022

Después de 36 años de ausencia, Canadá festejó este domingo su vuelta a un Mundial de fútbol masculino con una goleada de 4-0 ante Jamaica, que la convierte en la primera selección de la Concacaf con el boleto asegurado a Catar-2022.

A la escuadra norteamericana le bastaba con un empate ante la ya eliminada Jamaica en la penúltima jornada de las eliminatorias de la Concacaf para asegurar su presencia en el segundo Mundial de su historia, tras el de México 86.

Unos 30 mil espectadores celebraron el triunfo de Canadá en el gélido BMO Field de Toronto con goles de Cyle Larin en el minuto 13, Tajon Buchanan en el 44, Junior Hoilett en el 82 y Adrian Mariappa en propia puerta en el 88.

Canadá, líder indiscutible en las eliminatorias a Qatar 2022

Canadá, que suma 28 puntos en 13 jornadas, se asegura así una de las tres plazas de acceso directo al Mundial que ofrece el octogonal de Concacaf, en el que ha sido desde el principio la gran revelación.

El equipo norteamericano tomó rápidamente el mando del grupo de la mano de su joven figura, el explosivo Alphonso Davies, y no se ha bajado del liderato pese a la ausencia en los últimos partidos del jugador del Bayern Múnich por miocarditis.

Herdman en Mundiales masculino y femenino

La gesta de Canadá también hace buena su apuesta de nombrar en 2018 a John Herdman como seleccionador del equipo masculino después de siete años dirigiendo al femenino, con el que ganó las medallas de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres-2012 y Rio de Janeiro-2016.

El inglés Herdman, de 46 años, competirá ahora en un segundo Mundial después de haber dirigido a la selección femenina en la Copa del Mundo que Canadá organizó en 2015.

Canadá desperdició una primera opción de clasificar el jueves pasado ante Costa Rica, donde encajó su primera derrota en las eliminatorias (1-0), pero este domingo salió decidida a sellar el pase sin esperar a la última jornada del miércoles en Panamá.

Laryn, con su sexto gol en 13 partidos, dio la primera alegría con solo 13 minutos de juego a los alrededor de 30 mil aficionados del BMO Field, donde se vivió una espectacular atmósfera pese al intenso frío (-4º de temperatura).