Casos semanales de Covid-19 en el mundo bajan por primera vez desde febrero

Pyonyang/Washington.— Corea del Norte calificó de espuria a la diplomacia estadounidense y descartó la idea de entablar un diálogo con Washington, un día después de que el gobierno del presidente Joe Biden dijera que estaba abierto a negociaciones diplomáticas sobre la desnuclearización, refirió la agencia de noticias norcoreana.

La diplomacia era un “cartel espurio” para que Estados Unidos “encubriera sus actos hostiles”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores norcoreano en un comunicado difundido por la agencia de noticias KCNA.

También advirtió a Biden de que había cometido un gran error con su postura desfasada hacia el país.

El Ministerio de Exteriores acusó a Biden de insultar a Kim Jong-un y añadió: “Hemos advertido a Estados Unidos lo suficiente como para que entienda que saldrá perjudicado si nos provoca”.

El director general de la cancillería norcoreana a cargo de asuntos estadounidense, Kwon Jong-gun, afirmó que Biden “cometió una gran pifia”, y añadió que “se enfrentará a una crisis peor y más allá de su control en el futuro cercano”.

Biden había dicho en su primer discurso como presidente ante el Congreso el miércoles que utilizaría “la diplomacia, así como la disuasión severa”, para contener las ambiciones nucleares de Corea del Norte.

La Casa Blanca precisó el viernes que su objetivo sigue siendo “la completa desnuclearización de la península coreana”. La política de Estados Unidos contemplará “un enfoque calibrado y práctico que está abierto a la diplomacia y la explorará” con Corea del Norte, dijo la secretaria de prensa de Biden, Jen Pskai.

En respuesta las recientes declaraciones de Corea del Norte, Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional del presidente Biden, aseguró ayer que la política de la actual administración no pretende crear hostilidades, sino que busca soluciones para lograr la desnuclearización del país asiático.

“Nuestra política hacia Corea del Norte no tiene como objetivo las hostilidades, sino que busca soluciones. Tiene como objetivo final conseguir una completa desnuclearización de la península de Corea”, explicó Sullivan en una entrevista con ABC.

“Estamos preparados para mantener contactos diplomáticos para lograr ese objetivo, pero hay que trabajar en medidas prácticas que nos puedan ayudar a progresar mientras tanto”, concretó el asesor de Biden, quien aseguró que están tratando de plantear una “postura práctica más calibrada” que los anteriores gobiernos.