China se enfrenta a un brote récord de casos COVID en dos años

China registró este domingo 3 mil 939 contagios de COVID-19 en tan solo un día, el nivel más alto en dos años que se haya registrado desde que comenzó la pandemia, informó la Comisión Nacional de Salud del país asiático.

A lo anterior, la ciudad de Shenzhen, centro tecnológico del sur de China, entró en confinamiento este domingo, tras notificar 66 nuevos casos. Jilin también fue confinada parcialmente y Changchun, de 9 millones de habitantes, fue confinada el viernes.

Autoridades de China pidieron a 17 millones de habitantes de Shenzhen (que acoge a Huawei y Tencent y es limítrofe con Hong Kong), a que permanezcan confinados en casa para controlar un brote de Ómicron. Yanji, de 700 mil habitantes en la frontera norcoreana, entró en cuarentena.

China, donde se detectó por primera vez el COVID-19 en el mundo, ha seguido una política estricta con confinamientos, restricciones de viaje y pruebas masivas cuando se detectan focos infecciosos.

Aunque la cifra de contagios en China de mil 400 millones de habitantes es pequeña si se compara con las de otros países, pobladores de Jilin han completado seis rondas de pruebas masivas, pues esta ciudad reportó este domingo más de 500 casos de Ómicron.

Zhang Yan, autoridad sanitaria provincial de Jilin, dijo que el brote “refleja que la variante Ómicron se propaga de manera oculta, es muy contagiosa, rápida y difícil de detectar en las fases iniciales.

El alcalde de Jilin y el jefe de la comisión de salud de Changchun fueron separados de sus cargos, debido a que este domingo esta ciudad reportó más de 500 casos de la contagiosa variante Ómicron, informó la prensa estatal.

Asimismo, Hunchun, fronteriza con Rusia y Corea del Norte, fue confinada el 1 de marzo, por lo que tres hospitales fueron construidos aceleradamente en esa ciudad para atender a pacientes de COVID-19, informó la agencia oficial Xinhua.