Condiciones climáticas adversas avivan los incendios forestales en California

San Diego., Los incendios forestales en California y Montana aumentaron ayer de manera drástica en medio de condiciones secas y ventosas, aproximándose a zonas residenciales, lo que obigó a las autoridades a ordenar la evacuación de más de 100 viviendas.

En el Bosque Nacional Klamath de California, el incendio McKinney que empezó el viernes llegó antier a cubrir 160 kilómetros cuadrados en una zona rural cerca de la frontera con Oregon, informaron los bomberos.

“Sigue creciendo debido a los vientos y las tormentas eléctricas irregulares en la zona, indicó Caroline Quintanilla, portavoz de la administración del bosque.

Alrededor de 650 bomberos trabajaban en el área para contener el incendio McKinney, el mayor de esta temporada en California, que acabó con casi una veintena de residencias y llevó a gran cantidad de animales silvestres a huir de la zona, informó Los Angeles Times.

El gobernador californiano, Gavin Newsom, declaró el estado de emergencia.

En Montana, un incendio se triplicó en tamaño llegando a más de 28 kilómetros cuadrados, a poca distancia del poblado de Elmo. Unos 320 kilómetros al sur, en Idaho, las autoridades emitieron órdenes para evacuar el Bosque Nacional Salmon-Challis debido a un incendio que consumió más de 174 kilómetros cuadrados, en las cercanías del poblado Salmon, el cual fue contenido en 17 por ciento.

En Kentucky, socorristas rescataban personas puerta por puerta en condiciones climáticas cada vez peores, mientras continúan los esfuerzos de búsqueda de víctimas de las severas inundaciones que devastaron este estado sureño. Hasta ayer eran 26 fallecidos, informó el gobernador estatal, Andy Beshear y el reporte es de 250 desaparecidos.

El presidente Joe Biden emitió una declaración de desastre por las inundaciones, lo que permite que la ayuda federal complemente las operaciones de rescate y recuperación estatales y locales.

El derretimiento del hielo y los glaciares causados por las olas de calor de Europa han obligado a cerrar populares rutas de senderismo alpinas como las de Materhorn y Mont Blanc en Francia, Italia y Suiza. Los Alpes suelen albergar a miles de turistas cada verano, pero el clima más cálido ha provocado condiciones peligrosas a lo largo de sus rutas normalmente seguras.

Pierre Mathey, jefe de la asociación suiza de guías de montaña, mencionó que en los Alpes existen alertas para alrededor de una docena de cumbres, incluidas el Materhorn y el Mont Blanc. Usualmente vemos estos cierres en agosto, pero ahora comenzaron desde finales de junio, aseveró.

La zona del sureste de Francia sufrió nuevos incendios que dejaron 200 hectáreas de pinos quemadas en el departamento de Gard, donde un bombero resultó gravemente herido, en vísperas de una nueva ola de calor. En Marsella, un fuego declarado a finales de la tarde se extendió por 35 hectáreas, según el Servicio Departamental de Incendios y de Socorro.

Portugal enfrentó ayer enormes incendios forestales, mientras se elevaron las temperaturas de manera aguda. En el área de Mafra, unos 40 kilómetros al norte de Lisboa, un incendio obligó el despliegue de 400 bomberos en la región. Otros grandes incendios se reportaron en la zona norte y central de Portugal. Se esperan temperaturas de más de 40 grados centígrados en el país.