Confesión de John Bolton: impulsar golpes de Estado fuera de EU

Nueva York. John Bolton sólo quería aclarar que su viejo jefe Donald Trump no tenía la capacidad para llevar a cabo un golpe de Estado como el que algunos acusan, intentó en su propio país el 6 de enero de 2021 pero acabó ofreciendo una confesión pública tal vez inédita de un ex alto funcionario estadunidense sobre su trabajo oficial como ingeniero de golpes de Estado en otros países.

A Bolton, ex asesor de Seguridad Nacional de Trump, y embajador de Estados Unidos ante la Organizaciones de Naciones Unidas en el gobierno de George W. Bush, Jake Tapper de CNN, le preguntó el martes sobre si consideraba que el ex presidente había intentado un golpe de Estado para mantenerse en la Casa Blanca, a lo cual respondió que Trump no tenía la aptitud mental ni la capacidad de trabajo para lograrlo.

Ahí fue cuando Bolton se autoproclamó experto en golpes de Estado: “Como alguien que ha ayudado a planear golpes de Estado -no aquí pero, ya sabes, otros lugares- requiere de mucho trabajo”.

Bolton duró solo unos 17 meses como jefe de asuntos exteriores de seguridad de Trump y desde entonces ha criticado a su ex jefe por su falta de intelecto e ignorancia y por su manera poco ponderada y peligrosa de hacer las cosas.

Pero esta entrevista del martes fue la primera vez en que Bolton -o cualquier alto funcionario en memoria reciente- habló públicamente de su talento y experiencia como ingeniero de golpes de Estado “en otros lugares”, lo cual provocó una serie de reacciones dentro y fuera del país en las últimas 24 horas después de hacerse viral [Tapper and Bolton debate Trump’s ability to plan a coup].

La pregunta inmediata para todos fue obviamente dónde y cuándo ayudó a impulsar golpes de Estado. Cuando el entrevistador le preguntó, Bolton respondió: “no voy a entrar en detalles”.

Pero pareció indicar que uno de los lugares en donde ayudó en impulsar un golpe fue Venezuela en 2019, aunque agregó que “no teníamos mucho que ver con eso, pero vi lo que se requería para que la oposición intentara revertir un presidente ilegalmente electo y fracasaron. La noción de que Donald Trump es ni medianamente tan competente como la oposición venezolana es risible”.

Por cierto, eso contradice lo que afirmó en abril de 2019, como asesor de Seguridad Nacional, cuando declaró que lo que estaba ocurriendo en Venezuela “claramente no es un golpe”, argumentando que Washington y otros paiíses ya reconocían a Juan Guaidó como presidente interino.

¿Dónde más? La lista incompleta es larga: hay versiones de que en 2004, cuando era funcionario en el Departamento de Estado, Bolton estaba a favor del golpe de Estado para destituir a Jean-Bertrand Aristide en Haití; fue ferviente en su apoyo a la guerra contra Irak para llevar a cabo un cambio de régimen en ese país; ha expresado ese mismo deseo para Corea del Norte y, pues -al revisar sus declaraciones públicas a lo largo de los años- casi todo país que se atreve a desafiar a Washington es candidato para un cambio de régimen incluyendo la vía del golpe de Estado.

Nunca ha ocultado su entusiasmo por promover cambios de régimen en Cuba, Nicaragua y Venezuela, a los que llama la “troika de dictaduras”, y que tan recientemente como el año pasado consideró como “amenazas de seguridad nacional” de Estados Unidos.

En varias ocasiones, incluyendo cuando estaba en la Casa Blanca en 2018, expresó que Washington debería de derrocar al gobierno de Irán, y siempre ha justificado el golpe de Estado apoyado por Estados Unidos en ese país en 1953.

En 2008 en entrevista con Al Jazeera, Bolton comentó que los golpes de Estado a veces pueden ser “una manera necesaria para avanzar el interés estadunidense” y agregó que “pienso que Estados Unidos debe tener esa capacidad”, recordó el Washington Post.

La aparente confesión del autoproclamado experto en golpes de Estado provocó reacciones en varias partes del mundo, reportaron el Post y otros medios este miércoles.

El ex presidente de Bolivia Evo Morales escribió en un tuit que los comentarios de Bolton demuestran que Estados Unidos es “el peor enemigo de la democracia y de la vida”.

Maria Zakharova, vocera de la cancillería rusa hizo un llamado por una investigación internacional a Bolton porque “es importante saber en qué otros paises Estados Unidos planeó golpes de Estado”.

Al comentar las declaraciones de Bolton, Wang Wenbin, vocero de la cancillería de China, declaró: “esto no es sorpresa… la admisión sencillamente demuestra que interferir en los asuntos internos de otros países y derrocando a sus gobiernos se han convertido en la práctica común del gobierno de Estados Unidos”.

Cuando Tapper de CNN trató de obtener más detalles de Bolton sobre los golpes, le dijo que “siento como que hay otras cosas que no me estás diciendo”, a lo cual Bolton respondió: “estoy seguro de que así es”.

No se sabe en cuántos del total de 943 intentos de golpes de Estado alrededor del mundo entre 1945 y 2019 se incluye alguna mano estadunidense, y si alguna fue la de Bolton: Coup D’état Project (CDP)].