Corea del Norte lanza un proyectil no identificado hacia las aguas del mar de Japón

  • El lanzamiento de este proyectil podría estar relacionado con los ejercicios militares de invierno desarrollados por las autoridades norcoreanas a comienzos del mes de diciembre.

El Ejército de Corea del Norte ha disparado este miércoles un proyectil no identificado hacia las aguas del mar de Japón, conocido en Corea como mar del Este, según ha alertado el Estado Mayor Conjunto surcoreano.

Así, esta supone la primera demostración de fuerza militar de Pyongyang en 2022 y se da 78 días después del último lanzamiento de un misil balístico desde un submarino el pasado 29 de octubre, tal y como ha recogido la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El lanzamiento de este proyectil podría estar relacionado con los ejercicios militares de invierno desarrollados por las autoridades norcoreanas a comienzos del mes de diciembre.

Por su parte, el gobierno de Japón ha reconocido el lanzamiento de un posible misil balístico desde las costas norcoreanas, si bien ha resaltado que este habría caído en el exterior de su zona económica exclusiva.

Asimismo, la Guardia Costera nipona ha hecho un llamamiento a las embarcaciones en tránsito en la zona para que se mantengan alerta y estén al tanto de la evolución de las informaciones al respecto, recoge la radiotelevisión NHK.

Las autoridades japonesas han instado a que se ponga en marcha una investigación de los hechos y se verifique con minuciosidad la seguridad de las aeronaves y los barcos de la zona.

Por su parte, el Comando Indo-Pacífico de Estados Unidos ha indicado en un comunicado que “está al tanto del lanzamiento de un misil balístico” y ha señalado que se encuentra analizando si este “supone una amenaza inmediata para el personal estadounidense o el territorio”.

“El lanzamiento muestra el impacto desestabilizador del ilícito programa armamentístico norcoreano”, recoge el texto que recalca el compromiso de Washington con Seúl y Tokio.

Corea del Norte está sujeta a sanciones internacionales debido a su programa de armas nucleares, ya que las resoluciones de Naciones Unidas prohíben la prueba de misiles balísticos.

Igualmente, lleva años desarrollando misiles capaces de alcanzar no sólo Corea del Sur y Japón, sino que pueden llevar ojivas hasta Estados Unidos, y se ha declarado una potencia nuclear.