Corinthians elimina a Boca Juniors en penaltis y avanza a cuartos de final

  • Darío Benedetto tiene una terrible actuación en la que falló dos penaltis decisivos

Corinthians ya está en los cuartos de final de la Copa Libertadores,al eliminar a Boca Juniors 6-5 en una sufrida tanda de penaltis, tras empatar sin goles en el tiempo reglamentario.

Gil se encargó de anotar el gol del triunfo para dejar helada la Bombonera de Buenos Aires, en un partido de vuelta que tuvo en Darío Benedetto al villano xeneize al fallar dos penaltis, el primero de ellos en el tiempo regular y después en la definición, el que pudo ser el gol que les hubiera dado el pase a la siguiente ronda, pero el delantero tuvo una noche terrible.

Boca arrancó mejor el partido, dominó las acciones y creó algunas jugadas de peligro. La primera de ellas al minuto 18, con un centro desde la derecha que Benedetto se encargó de mandar a la tribuna cuando había quedado solo, de frente al arco y sin marca. Fue la primera gran falla del exjugador del América.

El equipo argentino, sin embargo, no dejó de atacar y al 28′ el árbitro acudió al VAR para marcar un penalti a favor de Boca, por un codazo al rostro de Pol Fernández.

Benedetto tomó el balón, pero estrelló su disparo en la base del poste izquierdo, cuando el portero Cassio se había vencido hacia el otro lado.

No era la noche de Benedetto y con el empate sin goles, Boca y Corinthians se fueron al descanso, dejando la definición para el segundo tiempo.

Los brasileños nunca se mostraron peligrosos, al contrario, parecían estar apostando a los disparos desde los once pasos, situación que finalmente llegó al concluir el tiempo sin movimiento en el marcador.

El drama se hizo presente, sobre todo, cuando llegó el turno de Benedetto nuevamente. El marcador estaba 3-2 a favor de Boca, por lo que si anotaba los argentinos avanzarían a semifinales, pero Darío simplemente mandó el balón a la tribuna, lo más lejos que pudo de la portería, en una ejecución espantosa. Increíble lo que hizo el atacante.

Vino entonces la muerte súbita, donde después de tres tandas, Cassio le atajó a Ramírez, mientras que Gil anotó el 6-5 con el que el cuadro brasileño está en cuartos de final, a la espera de Flamengo o Deportes Tolima.