Crimen organizado asesina otro comandante en Chihuahua; van tres este fin de semana

  • Junto a los tres elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones que fueron asesinadas este fin de semana, otros cinco civiles han perdido la vida como parte de los ataques.

Otro comandante de la Agencia Estatal de Investigaciones fue asesinado en Chihuahua, con lo que suman tres elementos de la misma corporación que pierden la vida a manos del crimen organizado en un lapso menor a 48 horas en el marco de la Semana Santa.

El hecho ocurrió esta mañana cuando el comandante Ezequiel Emmanuel Ortíz Fierro, de 33 años de edad, salía de su vivienda en la colonia Fronteriza de Ciudad Juárez. Su esposa también falleció y la madre de esta resultó con lesiones en una pierna.

El parte informativo dado a conocer por la Fiscalía General del Estado (FGE), detalla que los hechos ocurrieron alrededor de las 6:40 horas de hoy, a la altura de las calles Cananea e Isla Cedros.

El mando policiaco se disponía a abordar su vehículo cuando fue sorprendido por al menos dos individuos, quienes dispararon en contra de su vehículo con armas de grueso calibre, sin dejarle posibilidad de reacción.

Dentro de la cabina quedó el cuerpo de Ortíz Fierro. Su esposa María Vianey Galván, de 31 años y su suegra Margarita Galván de 57, fueron trasladadas a un hospital para recibir atención médica, pero la primera perdió la vida minutos después.

Tras un operativo por la zona hecho en colaboración con la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, fueron capturados tres hombres que son señalados como principales sospechosos del crimen.

Con este, suman tres los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones que son asesinados en un lapso menor a las 48 horas en la entidad.

El primer atentado ocurrió la tarde del viernes pasado, cuando el comandante de la zona noroeste Alejandro Domínguez Cabriles y su escolta Manuel Gil Malo Solano, fueron emboscados por un comando de hombres fuertemente armados en la carretera Janos-Ascensión.

En el mismo tiroteo murieron otros cuatro civiles, uno de ellos, identificado como Lorenzo Gabriel Pico Escobar, quien fungía como delegado zona noroeste del Instituto Nacional de Migración, cuya sede es el municipio de Nuevo Casas Grandes.

En un boletín informativo, la FGE advirtió que actuará hasta sus últimas consecuencias para capturar a todos los implicados y llevar ante la justicia a los responsables.