Cuba se abre a una era poscastrista en medio de la peor crisis económica en 3 décadas

  • Raúl Castro dijo que renunciaría como jefe del gobernante Partido Comunista en su VIII Congreso este viernes, para dar lugar a líderes más jóvenes. ¿Cuál es el futuro de la isla?

LA HABANA.- Hace exactamente cinco años se los vio juntos por última vez en el Congreso del Partido Comunista. Raúl Castro levantó el brazo con el puño cerrado de su hermano Fidel, flanqueados por los demás dirigentes que cantaban La Internacional, el himno que identifica a los obreros del mundo, con un cartel sobre el triunfo del socialismo como telón de fondo.

Y muchos se preguntan si el próximo Congreso, que se inaugura este viernes, será el último también de Raúl Castro al frente de la poderosa organización política cubana como él mismo lo anunció para dar lugar a líderes más jóvenes a cargo de la institución que ha regido los destinos de la nación caribeña desde los años 60.

El foro tendrá lugar en medio de la peor crisis económica en tres décadas que padece la isla a raíz de las duras sanciones de la pasada administración estadounidense de Donald Trump y la pandemia del COVID-19. También se desarrollará en momentos en que las redes sociales inciden cada vez más en la relación de la ciudadanía con las autoridades y el partido.

Partido Comunista de Cuba

Fundado en 1965 y con unos 700 mil militantes, el PCC es el único con estatus legal en Cuba y su poder radica en que, aunque no presenta candidatos a elecciones ni forma el gobierno como tal, su misión consagrada en la Constitución es dirigir a la sociedad, trazándole políticas y haciéndolas cumplir.