Desde la selva y con manta gigante, Greenpeace llama a suspender obras del Tren Maya

  • La ONG acusó que el gobierno incurre en un ilícito pues, asegura, no existe una Manifestación de Impacto Ambiental en la construcción del tramo que va de Cancún a Tulum.

Greenpeace México hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador a suspender de inmediato las operaciones de construcción del Tramo 5 del Tren Maya, obras que van de Cancún a Tulum y que dijo, ponen en riesgo un sistema de ríos subterráneos así como la flora y fauna del lugar.

Por medio de su cuenta de Twitter, la ONG hizo el pronunciamiento dirigido al presidente López Obrador, donde además destacó que el gobierno incurre en un ilícito, pues Greenpeace México asegura que no existe una Manifestación de Impacto Ambiental, respecto a la construcción del Tren Maya en la región del sureste mexicano.

“Nos preocupa que no exista una Manifestación de Impacto Ambiental lo cual, además de incurrir en un acto ilegal, dañará de forma irreversible la Selva Maya”, escribió la ONG en su cuenta de Twitter, acompañado de la imagen de activistas protestando en el tramo 5 con una pancarta gigante que dice“protejamos la selva maya”.

El exhorto de Greenpeace México a AMLO se suma al de la Ocean Futures Society, creada por el explorador acuático, Jean Michael Cousteau y a la solicitud de ambientalistas, investigadores, académicos, artistas y músicos, para que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, les escuche y recorra con ellos el Tramo 5 por donde, señalan, comenzó la devastación de la selva.

ONG´s se oponen a construcción del Tramo 5 del Tren Maya

Por su parte, la organización Centinelas del Agua, con sede en Playa del Carmen, precisó que lo que se está solicitando al gobierno federal, expresamente a López Obrador, es que frene los trabajos de tala de la selva que se realizan de manera ilegal, al carecer de permisos de impacto ambiental y forestales.

“Aquí es un área forestal. Lo primero que debió hacerse es el estudio forestal, decir qué es lo que hay ahí; qué especies, cuántas, de qué tamaño; qué es lo que se va a tumbar. Por otro lado debieron hacer estudios sobre impacto ambiental; estudios de topografía, estudios hidrológicos y otros.

“Con base en esos estudios se presenta la MIA (Manifestación de Impacto Ambiental), por ejemplo, para que se evalúe el proyecto y se determine si éste es factible ambientalmente o no. Lo mismo en materia forestal.

Lee también: Alertan expertos riesgos por paso de Tren Maya

“Eso es para cualquier proyecto, sobre todo para cualquier obra que implique un cambio de uso del suelo”, explicó, Otto Von Bertrab, de dicha organización.

Estos estudios no se han hecho, dijo en entrevista con EL UNIVERSAL. Tampoco la MIA ni el Estudio Técnico Justificativo (ETJ), porque su elaboración tarda más de seis meses.

Artistas cuestionan obras del Tren Maya

Una treintena de actrices, actores y cantantes causaron la ira de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, por solicitar se revise el tramo 5 del Tren maya, porque su construcción, cambiada de último momento y al parecer sin estudios de impacto ambiental, está dañando la selva.