“Muchas veces hay notas donde buscan desinformar. Desde el comunicado viene claro que el nombre no está en riesgo, la sede, la historia no están en riesgo. Todo sigue igual. No podemos controlar los rumores, meses atrás se decía que se vendía a Red Bull y es completamente falso. Es donde de alguna manera molesta porque genera inestabilidad para nuestra afición”, sentenció.

Por ahora, Necaxa trabaja en la reestructura del equipo para el próximo torneo, pues con 11 puntos, a falta de dos partidos por disputar y siendo últimos de la tabla, saben que el Guardianes 2021 se terminó para ellos.