Dos Bocas agravará aún más salud financiera de Pemex en refinación: IMCO

  • La entrada en operación de la refinería ‘Olmeca’ se traducirá en mayores pérdidas para la subsidiaria Pemex Transformación Industrial, dijo el Instituto Mexicano para la Competitividad.

La subsidiaria Pemex Transformación Industrial (PTRI) es el punto débil de la empresa productiva del Estado, ya que es el único segmento de negocio que se la vive en números rojos, y puede enfrentar mayores pérdidas con la entrada en operación de la refinería Olmeca, en Dos Bocas, Tabasco, advirtió el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Entre 2011 y 2021, la empresa reportó pérdidas acumuladas por 1.28 billones de pesos, lo que significó que la subsidiaria encargada del área de refinación y petroquímicaperdiera un promedio de 116.7 mil millones de pesos anuales.

Para el IMCO, si se consideran laspérdidas que presenta actualmente Pemex TRI, debido a deficiencias operativas y a las condiciones del mercado de combustibles, la entrada en operación de la refinería ‘Olmeca’ probablemente se traducirá en mayores pérdidas para esta subsidiaria, lo cual agravará aún más la situación financiera de Pemex.

Refinación, el punto más débil de Pemex

“La nueva refinería no viene acompañada de cambios estructurales en PTRI que le permitan a la subsidiaria ser más competitiva, y al mismo tiempo, la empresa tendrá menos recursos disponibles para financiar proyectos en actividades rentables como exploración y producción de hidrocarburos”, indicó el think tank.

Incluso, agencias calificadoras como Fitch Ratings y Moody’s se han pronunciado en este sentido al señalar que la estrategia de Pemex para incrementar su capacidad de refinación y elaboración de petrolíferos pone en riesgo su perfil crediticio al ocasionar mayores pérdidas operativas para la empresa en el corto y mediano plazo, resaltó el IMCO.

Aunque una de las prioridades de la actual administración consiste en modernizar y mejorar las refinerías que integran el Sistema Nacional de Refinación (SNR), la capacidad de refinación se encuentra, hasta el mes de mayo del presente año, al 50.6 por ciento, ya que estas instalaciones refinaron un promedio de 829 mil 227 barriles diarios, pero su potencial es de 1 millón 640 mil barriles diarios.

En el 2021 se logró romper una racha de ocho años consecutivos de contracciones del SNR, ya que las seis refinerías con las que cuenta el país lograron refinar un promedio de 711 mil 600 barriles diarios, lo que representó un incremento de 20.6 por ciento en comparación del año pandémico de 2020.

Refinería de Salina Cruz, la ‘joya de la corona’ del SNR

De manera desagregada, se pudo observar que la refinería ubicada en Salina Cruz, Oaxaca; es la ‘joya de la corona’ del SNR, ya que el año pasado aportó un promedio de 176 mil 551 barriles diarios, aunque trabaja al 53.5 por ciento de su capacidad.

Posteriormente se encontraron las refinerías de Tula, Hidalgo (140 mil 863 barriles diarios); Cadereyta, Nuevo León (121 mil 642 barriles diarios); Salamanca, Guanajuato (103 mil 599 barriles diarios); Minatitlán, Veracruz (94 mil 503 barriles diarios) y la de Ciudad Madero, Tamaulipas (74 mil 428 barriles diarios).

Estas refinerías cerraron el año pasado al 44.7, 44.2, 42.3, 33.2 y 39.2 por ciento de su capacidad total, respectivamente.

Oscar Ocampo, coordinador de energía del IMCO, señaló que la rehabilitación de las refinerías no ha dado los frutos que deberían de haber dado, ya que no ofrecen productos con un mayor valor agregado, por lo que Pemex TRI seguirá siendo una de las asignaturas pendientes para las finanzas de la empresa.

Uno de los objetivos de la actual administración con la inauguración de la refinería ‘Olmeca’ y la compra de Deer Park (Houston, Texas), es lograr la ‘autosuficiencia energética’ y disminuir los precios de los combustibles, sin embargo, expertos consultados por El Financiero descartan que esto llegue a pasar.

Arturo Carranza, especialista en materia energética, apuntó que los consumidores mexicanos no se beneficiarán de menores precios en los combustibles ya que México no tiene el suficiente peso para influir en el mercado de precios.

“Para ver menores precios es necesario fortalecer la infraestructura, las terminales de almacenamiento y las cadenas de logística”, resaltó Carranza.

Rosanety Barrios, analista del sector energético, indicó que la gasolina, al ser un commodity, está sujeta a los precios internacionales, e incluso Estados Unidos, que tiene una capacidad instalada 11 veces superior a la mexicana, depende de la volatilidad del mercado.

“México es un país con necesidades gigantescas y el dinero es escaso, cada peso invertido en Dos Bocas se pudo destinar a otras áreas como salud, educación o seguridad”, agregó.

Cuando la refinería ‘Olmeca’ comience a operar se espera que procese 340 mil barriles diarios de crudo, con lo que se producirán 170 mil barriles de gasolina y 120 mil barriles de diésel de ultra bajo azufre.

El proyecto de esta refinería ya recibió 10 mil 200 millones de dólares, lo que representa un sobrecosto de 27.5 por ciento respecto al presupuesto que se tenía planeado originalmente (8 mil millones de dólares).