Inicio Internacional El presidente de Venezuela busca revivir el diálogo

    El presidente de Venezuela busca revivir el diálogo

    3
    0
    • El mandatario venezolano insistió el fin en la medicación internacional, pero los integrantes del grupo de contacto, integrado por países europeos y latinoamericanos, no se pone de acuerdo.

    El presidente de Venezuela Nicolás Maduro pidió a México y Uruguay reactivar su propuesta de diálogo para resolver la crisis en su país, después de que el líder opositor, Juan Guaidó, puso en marcha este sábado lo que promete será la escalada definitiva para sacarlo del poder.

    Maduro dirigió su pedido además a Bolivia y a los países del Caribe, que hace dos meses respaldaron una iniciativa de los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Uruguay, Tabaré Vázquez, para una salida negociada al conflicto político, sin intervención extranjera.

    “Venezuela pide apoyo y acompañamiento para un gran diálogo de paz, de entendimiento”, afirmó el gobernante socialista, quien reiteradamente se muestra proclive a conversar con sus adversarios.

    En varias ocasiones, Juan Guaidó se ha negado a dialogar con el gobierno de Nicolás Maduro, por lo que cree que solo es una estrategia del gobernante para ganar tiempo y perpetuarse en el poder.

    El presidente mexicano insistió este lunes en la disposición de su gobierno para mediar en la crisis política de Venezuela, siempre y cuando tanto el oficialismo como la oposición lo pidan.

    “México tiene las puertas abiertas para que se busque una vía pacífica (al conflicto en Venezuela). Sólo que se necesita del acuerdo de las partes, en este caso tiene que haber la aceptación del grupo opositor. Las dos partes tienen que pedirlo y nosotros ayudamos”, dijo López Obrador en su habitual conferencia de prensa matutina .

    El mandatario recordó que en México, que tiene “muy buenos diplomáticos”, se han firmado acuerdos de paz de conflictos en países centroamericanos.

    “Sería conveniente que se pensara que existe esta posibilidad de abrir un diálogo en México para buscar una salida pacífica al conflicto de Venezuela”, añadió, señalando que esa mediación seguiría los “principios constitucionales de no intervención”.

    Sin embargo, los países que integran el Grupo de Contacto Internacional (GCI), formado en febrero para encontrar una solución pacífica al conflicto venezolano, comienzan a cerrar el cerco en torno a Maduro. La Unión Europea (UE) advirtió este lunes que podría imponer nuevas sanciones si las autoridades venezolanas actúan contra Guaidó, quién es reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países.

    “Si hubiera actuaciones contra el señor Guaidó, eso justificaría sin duda una toma rápida de sanciones contra los responsables”, dijo en rueda de prensa el canciller español, Josep Borrell, tras reunirse con sus pares en Luxemburgo.

    Guaidó está bajo amenaza de arresto, luego de que el pasado martes la oficialista Asamblea Constituyente lo despojara de su inmunidad y autorizara enjuiciarlo por “usurpar” las funciones del mandatario socialista, Nicolás Maduro.

    La UE, que no reconoce la legitimidad de la Asamblea Constituyente ni del segundo mandato de Maduro, considera que la decisión supone una violación de la Constitución venezolana y del Estado de derecho en el país.

    Para los europeos, la única institución con legitimidad en el país es el Parlamento venezolano que preside Guaidó, que sería además, a su juicio, el único órgano autorizado para levantarle la inmunidad.

    La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, indicó que los países de la UE podrían considerar la adopción de sanciones adicionales, “si se perjudican las instituciones democráticas legítimas”.

    “No estamos hablando de sanciones en términos económicos generales contra el país”, precisó Mogherini. El canciller español explicó, en este sentido, que “se está estudiando la lista de posibles personas afectadas” por nuevas sanciones.

    La UE, que desde 2017 sancionó a 18 funcionarios venezolanos evitando imponer medidas contra sectores económicos, lanzó una iniciativa en febrero junto a países latinoamericanos para hallar una solución a la crisis en el país.

    Aunque el mandato inicial de ese Grupo de Contacto Internacional expira en mayo, la jefa de la diplomacia aseguró que la iniciativa “no tiene una fecha de vencimiento” y que, a mediados de mayo, decidirán el “camino a seguir”.

    A un mes del plazo inicial de 90 días, España y Portugal llamaron a acelerar los trabajos del grupo y, en este sentido, Borrell indicó que los próximos contactos con las partes en Venezuela deberían realizarse a nivel político y no técnico.

    Maduro se niega por el momento a convocar una elección presidencial anticipada y “libre” en el país, como reclama el GCI, que en cambio sí avanzó en su segundo objetivo de hacer entrar ayuda humanitaria en el país con apoyo de la ONU.

    El GCI, que reúne a la UE, ocho países europeos, entre ellos España, y los latinoamericanos Uruguay, Ecuador, Bolivia y Costa Rica, tiene previsto reunirse de nuevo a principios de mayo en el país centroamericano.

    Con información de AFP

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here