Japón afronta una cuarta ola de contagios que ha llevado al Gobierno central a declarar de nuevo la emergencia sanitaria en Tokio y otras tres regiones del país, las más afectadas por el repunte de las infecciones y por la ocupación creciente de sus plazas hospitalarias para pacientes graves.

Las palabras del principal asesor del Ejecutivo a la hora de lidiar con el coronavirus divergen del mensaje oficial del Gobierno que lidera Yoshihide Suga y de los organizadores de Tokio 2020, quienes vienen repitiendo desde hace meses que los Juegos de la capital nipona se celebrarán sea cual sea la evolución de la pandemia.

El experto también dijo que “sería tarde” esperar a las fechas de comienzo previstas para tomar una decisión sobre los Juegos o sobre la declaración de una nueva emergencia sanitaria, pero subrayó que su función es “pensar sobre la situación de la pandemia”, y no “tomar una decisión sobre los JJOO”.

En este sentido, Omi ha recomendado al Gobierno “que piense en varios factores teniendo en cuenta la situación de contagios y del sistema sanitario”, y señaló que “es responsabilidad del comité organizador de los Juegos y de otros agentes implicados explicar a la ciudadanía” la decisión final que se tome.