El Schalke 04 consuma su descenso a Segunda cayendo ante el Arminia

El Schalke 04 consumó su descenso a Segunda tras caer (1-0) frente al Arminia. El gol de Klos alimentó las esperanzas de los de Bielefeld (sacan cuatro puntos a un Hertha que con dos choques menos cierra la zona de promoción) dejando a 13 puntos de la permanencia a los de Grammozis con 12 por disputarse.

El drama de los ‘Mineros’, anclados al fondo de la tabla durante toda la temporada, terminó en el SchücoArena cuatro jornadas antes del final condenándoles a una 2. Bundesliga que no pisaban desde la temporada 1990-91. No bajaban desde 1988. Toda una vida.

El descalabro del Schalke arrancó antes de la pandemia. El 17 de enero de 2020, los de Gelsenkirchen vencieron (2-0) al Gladbach colocándose quintos, empatados con la zona Champions que ocupaban sus rivales del Ruhr del Dortmund. Fue su último triunfo hasta el ¡9 de enero de 2021 frente al Hoffenheim (4-0)!

Durante ese año, el Schalke tuvo cuatro veces más entrenadores -Wagner, Baum, Stevens, Gross – que victorias encadenando 30 partidos sin triunfos -los 16 últimos de la 2019-20 y los 14 primeros de la actual- quedándose a uno del récord de los 31 duelos sin ganar del Tasmania Berlín (1966-67).

Una losa demasiado grande: en toda la 2020-21, sólo han ganado dos partidos y sumados 13 puntos en 30 jornadas siendo los menos goleadores (18 tantos) y los más goleados (76). Ni el regreso de Huntelaar en enero ni el desembarco de Grammozis -quinto técnico del curso- obraron el milagro.

Desde la 2010-11, cuando fueron semifinalistas de Champions y ganaron la Copa con Neuer, Rakitic, Draxler… y los españoles Raúl, Jurado y Escudero han vivido en una montaña rusa.

Los canteranos Sané, Meyer, Goretzka, Kehrer, Matip… abandonaron un club con problemas económicos. Y el coronavirus y la dimisión de Clemens Tönnies -presidente desde 2001- por el escándalo de las condiciones de sus empleados en una de sus empresas cárnicas en las que hubo un brote masivo de COVID los agudizaron.

Este año, los 200 millones de euros en deudas y las salidas de Nübel, Kabak, McKennie… fueron demasiado. El siete veces campeón de la Bundesliga, cinco de Copa y ganador de la UEFA de 1997 se va a Segunda. Decimocuarto en 2019 y decimosegundo en 2020, cayó a la tercera después de 30 temporadas seguidas en la élite. Un mazazo.