“Fue uno de los pocos jugadores de los Lakers cuya carrera se extendió desde Minneapolis hasta Los Ángeles. Pero, lo que es más importante, fue un hombre de gran integridad, incluso sirvió a su país en el Ejército”, aseguró.

Sus puntos destacados también incluyeron convertirse en el primer jugador en anotar 70 puntos en un juego, y encestar 71 contra los New York Knicks en noviembre de 1960. Eso se mantuvo como el récord de un solo juego de los Lakers hasta que Kobe Bryant anotó 81 contra los Toronto Raptors en 2006.

Baylor se retiró a principios de la temporada 1971-72 debido a problemas de rodilla.

Después de su carrera como jugador, Baylor entrenó al Jazz de New Orleans durante tres temporadas (1976-79) sin una aparición en los playoffs antes de renunciar.

Luego encontró un hogar a largo plazo en la oficina principal de los Clippers, sirviendo como gerente general de 1986 a 2009, aunque el equipo hizo solo dos apariciones en los playoffs durante su mandato. Fue nombrado Ejecutivo del Año de la NBA en 2005-06, cuando los Clippers ganaron 47 partidos y llegaron a las semifinales de la Conferencia Oeste.

Baylor dijo que se vio obligado a dejar su trabajo debido a la edad y la discriminación racial.