FINA veta a transgéneros de competencias de mujeres

  • La Federación Internacional de Natación adoptó un nuevo reglamento sobre deportistas transexuales, que esencialmente veta la participación de mujeres transgénero en las pruebas femeninas.

La Federación Internacional de Natación adoptó el domingo un nuevo reglamento sobre deportistas transexuales, uno que esencialmente veta la participación de mujeres transgéneros en las pruebas femeninas a partir del lunes.

El 71,5% de los representantes de las federaciones nacionales que conforman la FINA votaron a favor del nuevo reglamento de inclusión de género durante el congreso extraordinario del ente rector el domingo. Sólo se permitirá competir a nadadores que completaron la transición antes de los 12 años.

La normativa de 24 páginas también incluye una propuesta de una nueva “categoría abierta”. La FINA dijo que se conformará un “nuevo grupo de trabajo que durante los próximos seis meses elaborará las mejores maneras para establecer esta nueva categoría”.

“No se está diciendo que se tiene que hacer una transición antes de los 12 años. Es lo que dicen los científicos, que si haces la transición tras el inicio de la pubertad, tienes una ventaja, lo cual es injusto”, señaló James Pearce, el portavoz del presidente de la FINA, Husain Al-Musallam, a The Associated Press.

“No están diciendo que todo el mundo tiene que hacer la transición antes de los 11, eso es ridículo. No se puede hacer la transición a esa edad en la mayoría de los países y lo mejor es que nadie lo esté pidiendo. Básicamente, lo que están diciendo es que no es posible para la gente que hace una transición competir si tener una ventaja”.

Pearce confirmó que ahora mismo no hay mujeres transgénero compitiendo en la élite de la natación. La votación se realizó luego que los delegados escucharon presentaciones de tres comités de especialistas — el de los atletas, el de los expertos médicos y ciéntificos y uno legal y derechos humanos — que colaboraron en conjunto para presentar el reglamento tras recibir las recomendaciones dadas por el Comité Olímpico Internacional en noviembre pasado.