‘Foco rojo’ desde Asia: economía de China se deteriora aún más en julio

  • La producción fabril y los nuevos pedidos se desaceleraron a un ritmo que no se observaba desde mediados de 2020.

La economía de China se debilitó aún más en julio en medio de un resurgimiento de brotes de COVID-19, informó China Beige Book International (CBBI), advirtiendo que el optimismo del mercado en torno a una recuperación está equivocado.

La producción fabril y los nuevos pedidos se desaceleraron a un ritmo que no se observaba desde mediados de 2020, y el empleo en el sector minorista fue el peor en más de dos años, según la última encuesta de CBBI, un proveedor de datos económicos independientes.

El crecimiento de los ingresos de los fabricantes y minoristas se deterioró, lo que redujo las ganancias, subrayó.

Después de un respiro en junio, cuando se relajaron las restricciones de COVID en lugares como Shanghái y otras zonas, resurgieron casos de infecciones del virus SARS-CoV-2 en varias regiones, una amenaza para la frágil recuperación de la economía.

La actividad fabril se contrajo inesperadamente en julio y las ventas de propiedades continuaron reduciéndose, según mostraron datos publicados el domingo. Importantes líderes han apuntado a una reducción del objetivo oficial de crecimiento para este año de alrededor de 5.5 por ciento mientras mantienen su estrategia ‘Cero COVID’.

“Cuidado con el discurso de la recuperación de julio. Los mercados están convencidos de que levantar los cierres significa que lo peor ya pasó, pero los datos de julio muestran que las empresas todavía se niegan en gran medida a invertir, pedir créditos y, especialmente ahora, contratar”, abundó en el comunicado Leland Miller, director ejecutivo de CBBI. “Es probable que esto se deba a que las empresas simplemente no creen que su pesadilla de ‘Cero COVID’ haya terminado”.

Alrededor de 30 por ciento de las mil 50 empresas encuestadas entre el 21 y el 28 de julio reportaron contagios por el virus entre sus empleados.

La mayor cantidad de brotes se observó en empresas de Shanghái, seguidas de firmas de la provincia de Cantón, donde se encuentra Wuhan. Beijing igualó a Shanghái en términos del aumento más rápido de casos.

Los minoristas son los más afectados, ya que el crecimiento de sus ingresos cayó por cuarto mes consecutivo, según la encuesta de CBBI. El crecimiento de los ingresos para los proveedores de servicios se mantuvo sin variación en julio frente al segundo trimestre.