FONDEN choyero

“EL Puchas” anunció que su gobierno, tendrá, el próximo año, su propio FONDEN choyero toda vez que la secretaría de finanzas de su gobierno, a petición de los diputados locales, destinen una partida para tal fin; o sea, que los damnificados y los daños materiales tendrán que esperar hasta el próximo año para ser atendidos y, mientras, que los sudcalifornianos se rasquen con las uñas”.  

Antonio Ceja 

Kay, el huracán de mayor daño que ha tenido la temporada 2022 en Baja California Sur está poniendo en aprietos muy serios al gobierno que encabeza “El Puchas” Víctor Castro Cosío luego de que la falta de dinero para resarcir los daños que dejó el fenómeno, dependerán del populismo del presidente López Obrador tal como lo ha hecho en los Estados del país donde, seis meses después de los desastres, va, en compañía de su comitiva militar, a entregar estufas y refrigeradores y un “bono” a las familias que se hayan registrado en el padrón que realizan los siervos de la nación enchalecados con logos de Morena; populismo puro. 

Hoy, “El Puchas” se está tronando los dedos y no le queda otra cosa que llamar a los sudcalifornianos a sumarse para barrer las calles y ya, no ha tenido la sensibilidad de aceptar que las arcas de su gobierno, exprimidas con 18 millones de pesos el año pasado para hacer la “vaquita” de las becas para personas con discapacidad en coordinación con el gobierno federal, hoy ve, lamentablemente, que regalar dinero a causas que no prosperan fue un grave error y esos 18 millones que “regaló” al peje, hoy le urgen para subsanar los daños dejados por Kay. 

“EL Puchas” anunció que su gobierno, tendrá, el próximo año, su propio FONDEN choyero toda vez que la secretaría de finanzas de su gobierno, a petición de los diputados locales, destinen una partida para tal fin; o sea, que los damnificados y los daños materiales tendrán que esperar hasta el próximo año para ser atendidos y, mientras, que los sudcalifornianos se rasquen con las uñas.  

La 4t que no solo destruye, sino que complica las cosas. La desaparición del FONDEN y del Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden) le significó a la 4t tener la nada despreciable suma de 26,516 millones de pesos mismos que se diluyeron en becas ($40 diarios) para los más pobres los cuales siguen igual de pobres. Lo mismo que “El Puchas”, el gobierno de López Obrador obligará a la SHCP a destinar una partida para atender a las víctimas de los desastres naturales y la infraestructura de cada Estado que sea afectado por un desastre natural para el próximo año lo que deja en evidencia que el FONDEN y el FOPREDEN son instrumentos necesarios porque el dinero siempre está ahí para ser destinado a apoyar a las entidades federales que así lo requieran. 

Ojalá nunca ocurra, pero el cambio climático está provocando que los fenómenos meteorológicos sean cada vez más poderosos y prolongados y Kay fue solo una prueba de que Baja California Sur no podrá tener dinero suficiente si se presentara un huracán poderoso como ocurrió, en dos ocasiones durante el gobierno de Leonel Cota donde La Paz quedó prácticamente en ruinas y fue el FONDEN el que permitió reestablecer la vida regular de la capital del Estado. 

Hoy, los paceños, que ven con desesperación que la ciudad está llena de baches, socavones y basura, no les queda más que esperar el próximo año a que se apruebe el presupuesto para el FONDEN choyero y mientras, todos a barrer la ciudad porque no hay de otra.