General Motors extiende recortes en su planta de San Luis Potosí por escasez de semiconductores

General Motors dijo este martes que está extendiendo los recortes de producción en tres plantas norteamericanas, una de ellas en México, hasta al menos mediados de marzo debido a la escasez global de chips de semiconductores, mientras que los vehículos en otras dos fábricas se construirían parcialmente.

General Motors, cuyas acciones cayeron casi un 1% después del anuncio, no reveló los volúmenes de impacto ni dijo qué proveedores y piezas de vehículos se vieron afectados por la escasez de chips.

Sin embargo, la empresa dijo que se enfocará en mantener en funcionamiento la producción en las plantas que fabrican sus vehículos con mayores ganancias: las camionetas pickup grandes y los SUV. General Motors dijo que tenía la intención de recuperar la mayor cantidad de producción perdida posible una vez que disminuya la escasez de chips.

“El suministro de semiconductores sigue siendo un problema que enfrenta toda la industria”, dijo el portavoz de GM, David Barnas. “El plan de GM es aprovechar todos los semiconductores disponibles para construir y enviar nuestros productos más populares y de mayor demanda”.

GM dijo que está extendiendo el tiempo de inactividad en su planta estadounidense en Fairfax, Kansas; su fábrica canadiense en Ingersoll, Ontario; y su instalación mexicana en San Luis Potosí hasta mediados de marzo cuando reevaluará la situación.

Además, General Motors ensamblaría vehículos en Wentzville, Misuri, y en su planta mexicana en Ramos Arizpe.