Gobierno cubano califica de “operación fallida” la convocatoria a marcha

  • Hasta las 17:00 hora local no se han observado grupos de manifestantes en las calles de La Habana ni han circulado en la red videos de protestas importantes en otras ciudades del país.

La Habana.- El ministro de Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, calificó este lunes como “operación fallida” la convocatoria de una marcha pacífica para hoy, declarada ilegal por el gobierno, en una intervención televisiva en directo.

Hasta las 17:00 hora local no se han observado grupos de manifestantes en las calles de La Habana ni han circulado en la red videos de protestas importantes en otras ciudades del país, pese a que numerosos cubanos descontentos habían expresado su intención de salir en masa a reclamar sus derechos.

La capital registra una intensa presencia policial, con agentes uniformados y camuflados de civiles en casi todas las intersecciones y parques, mientras activistas opositores denunciaron detenciones, arrestos domiciliarios y otras intimidaciones como actos de repudio.

Al mismo tiempo, se reportó el arresto de varios disidentes cubanos.

Manuel Cuesta Morua, de 58 años, vicepresidente del Consejo para la Transición Democrática, “fue detenido por la Seguridad del Estado hoy a eso de la una de la tarde saliendo de la casa” en La Habana, dijo a AFP su esposa, Nairobi Scheri.

Detenido brevemente en septiembre, Cuesta Morua dijo entonces tras ser liberado que fue amenazado por llamar a la manifestación para este lunes.

La líder del movimiento disidente Damas de Blanco, Berta Soler, y su marido, el expreso político Ángel Moya, también fueron detenidos, según anunció en Twitter la disidente Martha Beatriz Roque.

Otro disidente, Guillermo Fariñas, está detenido desde el viernes.

Vía Twitter, Yoani Sánchez, fundadora del portal noticioso 14ymedio, reportó que las fuerzas del régimen sitiaron casas de opositores en la localidad de Santa Clara.

También dijo que fue detenido Adrián Nápoles Capote, coordinador de la plataforma opositora Archipiélago en Las Tunas. Este grupo fue el que convocó a la manifestación pacífica de este lunes en contra de la violencia, por la liberación de los presos políticos y por una solución a los problemas que enfrenta el país por la vía democrática.

La cara más visible de Archipiélago, Yunior García Aguilera, permanecía este lunes incomunicado en su casa, vigilada por agentes desde el domingo.

Muchos opositores denunciaron que les fue cortado el servicio de internet y fueron bloqueados en sus casas por agentes de seguridad. Otros dijeron ser víctimas de actos de repudio, manifestaciones de simpatizantes del gobierno.

A lo largo del emblemático malecón costero de esta capital se apostaron casi en cada esquina grupos de tres oficiales, especialmente en el tramo del centro de la ciudad, mientras agentes de la seguridad del Estado vestidos de civil también se desplegaron en plazas y parques, constató la AFP.

Pese a la prohibición, el grupo de debate político en Facebook Archipiélago, con 37 mil miembros dentro y fuera de Cuba, mantiene su llamado en La Habana y seis provincias a partir de las 15:00.

En cambio, hubo pequeñas protestas de cubanos en otros lugares, como en Madrid, España, en Santo Domingo,  en Bruselas y en Lisboa.