Hoy se decide si Corte libera a Cuevas por caso Gertz

  • Sólo bastan seis votos a favor del proyecto del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz, que considera improcedente auto de formal prisión contra Alejandra; órden de captura de Morán se anularía.

Hoy, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) definirá si ordena o no liberar inmediatamente a Alejandra Cuevas, mujer de 69 años acusada de provocar la muerte de Federico Gertz, hermano del fiscal de México, Alejandro Gertz Manero, y quien permanece en el penal de Santa Martha desde octubre de 2020.

Sólo bastan seis votos a favor del proyecto del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena para que no sólo Alejandra sea absuelta de la acusación que pesa en su contra, sino para que sea cancelada la orden de aprehensión que se emitió contra su madre Laura Moráles 

El caso de ambas mujeres derivó de una denuncia presentada en 2015 por Gertz Manero —actual fiscal General de la República (FGR)— por tentativa de homicidio y en la que señaló que en agosto de ese año su hermano Federico se encontraba en malas condiciones de salud y que Morán, su concubina, se negó a darle el tratamiento médico que requería.

En septiembre de ese año, Alejandro Gertz trasladó a su hermano a un hospital donde finalmente murió a los 82 años; desde entonces, el delito que la entonces Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México comenzó a investigar fue el de homicidio doloso de concubino.

Sin embargo, la acusación contra Morán y Cuevas fue desestimada en diversas ocasiones por el Ministerio Público local, pero en 2019, cuando Gertz Manero encabezaba ya la FGR, la decisión cambió y la fiscalía capitalina decidió proceder penalmente.

El juez 67 Penal en la Ciudad de México libró órdenes de aprehensión en contra de ellas; la de Cuevas se cumplió en octubre de 2020, y posteriormente le fue dictado auto de formal prisión; desde entonces permanece presa en Santa Martha. Pero la orden para capturar a Morán aún no ha sido ejecutada.

Contra estos mandatos ambas mujeres impugnaron, y ganaron dos amparos ante la jueza Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal en la Ciudad de México, quien ordenó reponer los procedimientos en su contra al considerar que las pruebas que ofrecieron para demostrar su inocencia no fueron tomadas en cuenta antes de proceder.

Los amparos fueron impugnados tanto por el Ministerio Público de la Federación asignado al Juzgado de Amparo y por Gertz Manero, quien solicitó al ministro presidente Arturo Zaldívar que la Corte atrajera el caso para que fuera el ese tribunal el que tenga la última palabra.

Inicialmente el caso fue enviado a la ponencia del ministro Alberto Pérez Dayán, quien retomó los argumentos de la juez Quinto para ordenar reponer el procedimiento de Morán y Cuevas.

Sin embargo, en sesión del 14 de marzo pasado el pleno determinó que la SCJN debía analizar el fondo del asunto, desechó los proyectos de Pérez Dayán y reasignó el caso a Gutiérrez Ortiz Mena.

En esa sesión, cinco ministros se adelantaron a pronunciarse por otorgar un amparo liso y llano para que Cuevas sea liberada y el proceso contra Morán se cancele.

Gutiérrez Ortiz Mena retomó esta postura en los nuevos proyectos, por lo que prácticamente suman ya seis votos a favor del amparo liso y llano y, por tanto, que Alejandra Cuevas sea liberada de inmediato.

Fundamentalmente, el ministro consideró que aunque Laura Morán fue concubina de Federico Gertz y esta figura conlleva un deber de asistencia mutua, no es posible afirmar que quienes tienen una relación de este tipo deben siempre y en todo momento tener una posición de custodia de la vida e integridad de su pareja.

“En virtud de las condiciones personales de la quejosa, quien al momento de los hechos tenía 88 años, resulta entendible que, en lugar de atender directamente al ahora fallecido, decidiera contratar personal capacitado para hacerlo, es más, cuando se agravó la situación de su concubino, buscó ayuda especializada”, observó.

Respecto al caso de Cuevas, quien fue señalada como cómplice de su mamá, el ministro señaló que la figura de garante accesoria no existe y conforme a la Constitución “no hay delito sin ley”, pues ella no estaba a cargo del cuidado de Federico.