Inflación de Alemania alcanza 7.3% interanual en marzo; récord desde la reunificación de 1990

  • La inflación alemana se disparó a un 7.3% interanual en marzo, impulsada por la guerra de Ucrania, que está haciendo subir los precios de la energía y aumentando las tensiones en las cadenas de suministro, según cifras provisionales publicadas este miércoles.

La inflación alemana se disparó a un 7.3% interanual en marzo, impulsada por la guerra de Ucrania, que está haciendo subir los precios de la energía y aumentando las tensiones en las cadenas de suministro, según cifras provisionales publicadas este miércoles.

El indicador, que subió 2.2 puntos desde febrero, es un récord desde la reunificación de Alemania, en 1990, según la agencia de estadísticas Destatis. Para encontrar una cifra tan elevada hay que remontarse a noviembre de 1981, en lo que era entonces la Alemania Occidental.

La inflación superó con creces las previsiones de la herramienta de análisis financiero Factset, que esperaba que los precios subieran un 6.2% en marzo. En un mes, la inflación subió un 2.5%, según Destatis.

El índice de precios armonizado, que sirve de referencia a nivel europeo, alcanzó el 7.6%, pulverizando el objetivo a medio plazo del Banco Central Europeo del 2 por ciento.

El “ataque ruso a Ucrania”, que comenzó a finales de febrero, es el responsable de esta explosión, según Destatis.

La guerra en Ucrania ha provocado un nuevo aumento de los precios de la energía en Europa, porque Rusia es uno de los principales proveedores de hidrocarburos de la Unión Europea.

Los precios de la energía se dispararon un 39.5% en marzo en Alemania, tras una subida del 22.5% en febrero y del 20.5% en enero, según el instituto.

La guerra también está aumentando el coste de los alimentos, que subieron un 6.2% en marzo, tras el 5.3% de febrero y el 5.0% de enero.

Rusia y Ucrania son dos de los mayores exportadores de grano del mundo, especialmente de trigo para el ganado.