Iowa: tornados dejan siete muertos

  • Fenómenos son los más mortíferos en el estado desde mayo de 2008; decenas de casas resultaron dañadas.

Winterset, Iowa.— Siete personas, entre ellas dos niños, perdieron la vida el fin de semana cuando varios tornados atravesaron el centro de Iowa, dañando viviendas y derribando árboles y tendido eléctrico en la tormenta más letal en el estado en más de una década, indicaron las autoridades.

El sábado, cuatro personas resultaron heridas y seis personas murieron cuando un tornado tocó tierra en una zona al suroeste de Des Moines, cerca del poblado de Winterset, aproximadamente a las 4:30 de la tarde, según trabajadores de emergencias del condado Madison. Entre los muertos había dos niños menores de cinco años y cuatro adultos.

En el condado Lucas, a unos 87 kilómetros al sureste de Des Moines, las autoridades confirmaron este domingo una muerte y varios heridos debido al paso de otro tornado.

El Departamento de Recursos Naturales del estado indicó que la persona que murió estaba en una casa rodante en un campamento en el Parque Estatal Red Haw, en Chariton, Iowa.

Tormentas que engendraron tornados atravesaron gran parte de Iowa desde la tarde hasta la noche del sábado, causando destrozos en Norwalk —un suburbio de Des Moines—, en áreas al este de Des Moines y en otros sectores del este de Iowa. El motor de las tormentas fue aire tibio y húmedo proveniente del golfo de México.

Las autoridades reportaron que varias viviendas resultaron dañadas, algunos caminos quedaron bloqueados por líneas eléctricas caídas y numerosas ramas yacían en el suelo tras ser arrancadas por los fuertes vientos. En cierto momento, unas 10 mil personas se quedaron sin electricidad en la zona de Des Moines.

Las tormentas son las más mortíferas en Iowa desde mayo de 2008, cuando un tornado destruyó casi 300 casas y provocó el fallecimiento de nueve personas en la ciudad de Parkersburg, en el norte del estado. Otro tornado un mes después dejó cuatro niños muertos en el rancho Little Sioux Boy Scout en el oeste de Iowa.

El Servicio Nacional de Meteorología en Des Moines tuiteó el domingo en la mañana que por lo menos tres tormentas llegaron acompañadas de tornados, pero “no sabemos en estos momentos cuántos tornados hubo”.

Entre 25 y 30 casas sufrieron daños importantes, indicó el director de Gestión de Emergencias del condado Madison, Diogenes Ayala. “Esto es lo peor que haya visto cualquiera en mucho tiempo”, dijo.

Declaran desastre

La gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, emitió una declaración de desastre para el condado de Madison.

Wendy Burkett dijo al Des Moines Register que estaba en casa con dos de sus tres hijas el sábado por la tarde cuando su marido, Tony, la llamó desde un cobertizo cercano en el que estaba trabajando para alertarla del aviso de tornado. Burkett dijo que había salido para reunirse con él ante la casa y habían mirado hacia el suroeste. “Y entonces lo vimos, el tornado”, dijo. “Había escombros volando y sonaba cada vez más fuerte”.

La familia corrió con sus hijas al sótano con el tornado acercándose rápidamente. Mientras se abrazaban, una ventana se rompió en el exterior y empezó a salir agua de las cañerías, dijo.

En cuestión de un minuto, el tornado había pasado y, aunque la familia estaba ilesa, su casa había quedado en ruinas y con escombros por todas partes, incluso en los árboles.

Las primeras fotos y videos de los daños en la población de Winterset apuntaban a que se trató de un tornado al menos de categoría EF-3 —capaz de causar daños graves— en la escala de Fujita, tuiteó el Servicio Meteorológico Nacional en Des Moines.

Los vientos de un tornado de categoría EF-3 pueden alcanzar una velocidad de 209 kilómetros por hora.