Italia vuelve a ganar la Eurocopa después de 53 años tras derrotar a Inglaterra en penales

La victoria de este domingo es un regreso de oro del fútbol italiano al panorama internacional, después de que en 2018 quedara fuera del Mundial por primera vez desde 1958.

El partido empezó favorable para su rival. Apenas un minuto y 57 segundos después de iniciado el juego, Luke Shaw anotó para el Inglaterra, en lo que se convirtió en el gol más rápido en una final de la Eurocopa.

Pero Italia, que venía ganando 33 partidos consecutivos, fue tomando el control gradualmente y a los 67 minutos empató con un gol de Leonardo Bonucci.

A sus 34 años y 71 días de edad, Bonucci se convirtió en el jugador más “viejo” en anotar en una final de la Eurocopa.

“Italia dominó la posesión del balón, Inglaterra perdió ímpetu y no fue una sorpresa cuando empataron. Luego, los italianos se veían como los ganadores más probables cuando Inglaterra, comenzó a sufrir, particularmente después de perder al destacado Declan Rice por un golpe“, escribió Phil McNulty corresponsal de fútbol en Wembley en BBC Sport.

Pero hasta los 90 minutos, ningún equipo pudo voltear el marcador a su favor.

En la tensa prórroga (dos mitades adicionales de 15 minutos cada una), los equipos mantuvieron el empate, así que por primera vez desde 1976, cuando Checoslovaquia derrotó a Alemania Occidental, la final de la Eurocopa tuvo que definirse en los penales.

En esta tanda, Italia adelantó a Inglaterra por 3-2.

Harry Kane y Harry Maguire anotaron los dos penales para Inglaterra, mientras que Domenico Berardi, Bonucci y Federico Bernardeschi anotaron para Italia.