Inicio Hable como hable JUDAS QUIROGA

JUDAS QUIROGA

23
0

Si hablamos de traicioneros, Judas Iscariote y Karla Panini son unos pendejos al lado de la diputada Milena Quiroga Romero. Resulta que esta diputada traicionó a su bancada -del Movimiento de Regeneración Nacional– al seguir cobrando su sueldo de una cuenta en poder de ocho diputados suspendidos de sus funciones legislativas, con quienes además existe una pelea legal -juicio político-. ¡De pena!

Dicen que el hambre es cabrona, pero más cabrón es quien la aguanta. Lastimosamente, la diputada protegida por Víctor Manuel Castro Cosío no resistió estar sin cobrar por lo que continúo recibiendo su sueldo puntualmente vía transferencia electrónica; pese a que algunos quisieron defenderla, la diputada mantenía en secreto dicho cobro hasta que fue evidenciada por Lorenia Lineth Montaño Ruiz -uno de los ocho diputados suspendidos de sus funciones-.

Una vez descubierto el cobro, Milena Quiroga ha tratado de hacer creer que ese dinero, el cual está en su poder no ha sido utilizado, tratando ahora de congraciarse con el resto de diputados de su fracción que la ven como una traicionera.

Es curioso que esta diputada no haya notificado a sus compañeros de bancada lo que estaba pasando, o que a días de ser evidenciada no fije una postura oficial sobre lo ocurrido. ¿De qué sirve que diputados como Humberto Arce, Mercedes Maciel, Esteban Ojeda, Héctor Ortega, Homero González, entre otros, se empeñen en combatir la corrupción al interior del Congreso si al enemigo lo tienen en casa? No es casualidad que la diputada Milana Quiroga esté recibiendo un pago al estilo Chavo del 8: sin querer queriendo.

Mientras que Milena Quiroga cobra sus quincenas puntualmente, el resto de los diputados que se encuentran en funciones han decidido no hacerlo por una simple y sencilla razón: congruencia. No es que los diputados en funciones no necesiten el pago correspondiente, lo que pasa es que sería una incongruencia cobrar de una cuenta bancaria que se encuentra en un proceso legal derivado de una serie de denuncias que se han interpuesto en contra de Rigoberto Murillo Aguilar y/o en contra de quien resulte responsable.

La pregunta que salta ahora es ¿qué pasará con Milena? ¿Qué postura tomará el partido? ¿Qué piensan sus compañeros de bancada? Definitivamente deberá cargar con el peso de la traición ya que sus actos no son dignos del partido que promueve la no mentira, la no traición y el robo.

Si bien es cierto que esta diputada ha querido elevar sus popularidad con la intención de ser candidata a la alcaldía de La Paz, también es cierto que no contará con el apoyo de sus propios compañeros legisladores derivado de su deslealtad; se requiere unidad al interior del Congreso para soportar el conflicto legal en contra de los ocho diputados suspendidos de sus funciones y la protegida prefirió cobrar. No soportó estar sin ingresos pese a que su partido promueve la austeridad republicana, algo a lo que debería de estar acostumbrada o por lo menos en prácticas.

Hay quienes dicen que Milena Quiroga navega con bandera, tratando de generar acuerdos aquí, allá y acullá, pero quizás no contaba con que fuera exhibida por otra diputada de una forma tan burda.

A ver quién puede justificar con maromas la deslealtad de la diputada.

Escríbeme a soy@giovannycarlos.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here