A pesar de que todos creíamos que no sufriría el América, la Liga MX se apegó al reglamento y quitó, de manera insólita e histórica, los tres puntos que el equipo de Solari había ganado en la cancha y se los otorgó al Atlas.

Esta situación dejo a Cruz Azul como líder y le dio un respiro a los rojinegros en la tabla dejándolos en el onceavo lugar.