Con la victoria, Ortiz está en línea para otra pelea significativa en la división de peso pesado. Sus únicas dos derrotas se produjeron por la vía del nocaut en peleas titulares contra Deontay Wilder, la más reciente un brutal nocaut de un solo golpe en noviembre de 2019.

Pero a los 42 años, se acaba el tiempo para que Ortiz finalmente gane el campeonato de peso pesado.