México puede mostrar que su política eléctrica respeta la letra del T-MEC: Larry Rubin

Larry Rubin, presidente de The American Society of Mexico, afirmó que al gobierno de Andrés Manuel López Obrador le queda tiempo para corregir el rumbo y demostrar que su política eléctrica está apegada a la letra y espíritu del T-MEC, con lo cual demostrará sí respeta contratos y acuerdos.

“El gobierno de México aún tiene tiempo de corregir el rumbo y así demostrar que el gobierno de México se apega al espíritu y letra del T-MEC, con el objetivo principal de continuar atrayendo inversiones de diferentes sectores”, dijo el empresario estadounidense.

Para el representante de corporaciones y asociaciones con operación en México, esto demostraría que México sí respeta sus obligaciones estipuladas en el Tratado, sobre todo aquellas bajo los capítulos de acceso al mercado, inversión y empresas de propiedad estatal.

En repetidas ocasiones, el gobierno de los Estados Unidos trabajó fuertemente para construir soluciones, sin embargo las compañías y eléctricas norteamericanas se siguen enfrentando a un trato injusto por parte del gobierno de México, manifestó.

Katherine Tai, la Representante Comercial de la Casa Blanca, informó que el gobierno de Estados Unidos solicitó el establecimiento de un proceso de consultas en el marco del T-MEC, sobre el incumplimiento de México en el tratado en materia energética.

La Representante Comercial (USTR, por sus siglas en inglés) de la presidencia de Joe Biden acusó a México de violar las reglas del TMEC para socavar a empresas estadunidenses productoras de electricidad para beneficiar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Hoy se concretó con la formalización de consultas a través del mecanismo previsto en Capítulo 31 para resolver diferencias por la política eléctrica de México, recordó Larry Rubin.

“La comunidad americana confía en que el presidente Andrés Manuel López Obrador hará lo correcto y forjará una agenda para resarcir el daño que se le ha causado a inversionistas extranjeros”, añadió.

“Es deseo de la American Society of Mexico que el país continúe atrayendo grandes montos de inversión y estos se multipliquen”, añadió el representante de los intereses de los más de dos millones de personas de origen estadounidense que residen en México.

“Tomando las decisiones justas para los inversionistas y México estamos seguros de que la relación comercial entre los 3 países socios florecerá”, concluyó Larry Rubin.