México y EU se confrontan por violencia contra periodistas

  • El pronunciamiento del secretario de Estado de EU abrió un intercambio de posicionamientos entre los dos gobiernos sobre los crímenes contra periodistas en México.

La ola de violencia contra periodistas en México ha encendido las alertas a nivel internacional. En esta ocasión, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y la Casa Blanca se pronunciaron al respecto, mientras que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador les reviró.

Todo inició la noche de este martes, cuando Antony Blinken condenó a través de su cuenta de Twitter los asesinatos de periodistas en México, algo que el presidente López Obrador desestimó durante su conferencia matutina de hoy al considerar que el secretario estadounidense “no está bien informado” sobre el tema.

Sobre las declaraciones de Blinken, el canciller Marcelo Ebrard publicó la tarde de este miércoles el comunicado que envió al secretario de Estado, asegurando que México condena y persigue los crímenes contra el gremio periodístico.

“Los casos de periodistas asesinados se encuentran bajo indagación de autoridades locales y federales, según lo estipulado por nuestras leyes. Se ha hecho equipo para garantizar que no haya impunidad”, indicó el canciller.

También defendió que el actual gobierno federal es “impulsor de las libertades”, de la justicia y ataca las causas estructurales de la violencia.

Agregó que México y EU cuentan con mecanismo de diálogo y cooperación en materia de seguridad, con lo que se tienen avances en diversos asuntos, como el tráfico ilícito de armas que son utilizadas para cometer la mayoría de los homicidios en el país.

Asimismo, refrendó que el presidente López Obrador y su gabinete tienen el compromiso de rendición de cuentas “exclusivamente con los ciudadanos mexicanos y las instituciones del país”.

“La información sobre los crímenes y los avances (en las investigaciones) es de conocimiento público (hecho) por el presidente a través de su conferencia. Le comparto esa información que quizás no es de su conocimiento, y le reitero nuestra disposición de trabajar con su gobierno, con respeto a la soberanía de ambos países”, concluyó Ebrard.