Mientras México se prepara para la Nations League, Canadá y USA buscan participar en la Copa América

  • Los directivos del Tricolor siguen sin mostrar intenciones de regresar a los torneos de la Conmebol.

Tras culminar su participación en el mundial de Qatar 2022, las tres selecciones de Norteamérica (anfitriones de la Copa del Mundo 2026) ya comienzan a dar de que hablar respecto a su preparación para la siguiente edición de la justa mundialista. Por un lado, Estados Unidos y Canadá buscan participar en la Copa América 2024; por otro lado, México piensa en sus compromisos de la Nations League ante Surinam y Jamaica.

Tras culminar su participación en el mundial de Qatar 2022, las tres selecciones de Norteamérica (anfitriones de la Copa del Mundo 2026) ya comienzan a dar de que hablar respecto a su preparación para la siguiente edición de la justa mundialista. Por un lado, Estados Unidos y Canadá buscan participar en la Copa América 2024; por otro lado, México piensa en sus compromisos de la Nations League ante Surinam y Jamaica.

Con la mira puesta en la próxima Copa del Mundo, los tres combinados norteamericanos saben de la necesidad que hay por tener una buena preparación y buscar la mayor exigencia posible contra selecciones de nivel, pues al ser los países anfitriones del magno evento en 2026, no tendrán eliminatorias mundialistas. A raíz de ello, los de “Las Barras y las Estrellas”, así como los “La Hoja de Maple” ya tocaron la puerta de la Conmebol para ver la posibilidad de participar en la próxima Copa América.

Según señala Ignacio “Fantasma” Suárez, los dirigentes de la Conmebol revelaron que las federaciones canadienses y estadounidenses tuvieron acercamientos con ellos para ver la posibilidad de disputar el torneo continental que se llevará a cabo en el 2024, un certamen que aún no tiene una cede oficial, pero que tiene la posibilidad de volver a tener al menos dos invitados en el torneo.

En contraste, los directivos en la Federación Mexicana no han dado señales o muestras de intentar regresar al torneo sudamericano; de hecho, el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, reveló recientemente que fue el mismo país “azteca” quien pidió excluirse de las competencias el cono sur. “México pidió permiso para no seguir participando, no es que esté fuera, pidió permiso. En cuanto ellos crean conveniente se volverá a tratar, si es que quisieran volver”.

El problema principal, es el hecho de que los únicos partidos y torneos oficiales que tendrá el “Tricolor” en los próximos tres años y medio, son la Copa Oro del 2023 y 2025, así como la Concacaf Nations League, torneos en los que no se tendrá mayor exigencia. Desafortunadamente, tampoco habrá oportunidad de competir en categorías menores, pues no se logró clasificar a los Juegos Olímpicos de París 2024, ni al Mundial Sub-20.

Durante los últimos días, el guardameta mexicano, Guillermo Ochoa expresó su punta de vista y reconoció que se tiene que buscar alguna competencia de nivel. “No va a ser sencillo, no se van a jugar eliminatorias y únicamente se va a jugar Copa Oro, todos sabemos el nivel que tiene y va a ser difícil. Ojalá se pueda conseguir ir a jugar a la Copa Asia o a la Copa América. Jugar solamente amistosos en Estados Unidos no nos va a beneficiar”.

La última vez que la selección mexicana estuvo presente en un torneo de la Confederación sudamericana, fue en la Copa América Centenario (2016) y pese a que tuvieron una estupenda fase de grupos poniéndose por encima de Uruguay, Venezuela y Jamaica; terminaron quedando eliminados en los cuartos de final ante Chile.

Aquella tarde en el Levi’s Stadium siempre será recordada entre toda la afición azteca, pues en teoría llegaron con su mejor plantel y hasta se podría decir que estaban en condición de local, ya que el estadio se pintó de verde para apoyar al combinado mexicano; sin embargo, los dirigidos por Juan Carlos Osorio recibieron una goleada por 7-0.

Es una realidad que el fútbol mexicano no vive sus mejores momentos, tanto a nivel de clubes, así como a nivel selección. No obstante, Yon de Luisa se quedó al frente de la FMF y hasta el momento, no ha dado a conocer algún proyecto o idea respecto a la preparación que tendrá el “Tri”. En contraste, los países vecinos tienen claros sus objetivos y sus directivos ya pusieron manos a la obra para buscar una mejora en su nivel futbolístico.