Inicio Escaparate Político Miles marchan otra vez en Hong Kong

    Miles marchan otra vez en Hong Kong

    4
    0
    Desde hace un mes Hong Kong se ha visto sacudido por enormes marchas e incluso disturbios, desatados por los cambios propuestos a las leyes de extradición que habrían permitido que los sospechosos fueran enviados a China continental para ser juzgados

    Hong Kong. Decenas de miles de personas, muchas de ellas con camisas negras y algunas con banderas británicas de la era colonial, marcharon el domingo en Hong Kong, interpelando a los habitantes de la China continental en una protesta más de un movimiento que no da señales de ceder.

    Coreando “Hong Kong libre” y palabras de aliento a sus conciudadanos, oleada tras oleada de manifestantes avanzaron por un distrito de compras popular entre los visitantes de China en una marcha hasta la estación del tren rápido que conecta a este territorio chino semiautónomo con Guangdong y otras ciudades del país.

    Desde hace un mes Hong Kong se ha visto sacudido por enormes marchas e incluso disturbios, desatados por los cambios propuestos a las leyes de extradición que habrían permitido que los sospechosos fueran enviados a China continental para ser juzgados. Carrie Lam, la jefa del gobierno de Hong Kong, suspendió el proyecto de ley y ofreció disculpas por la forma en que fue manejado, pero los manifestantes quieren que sea retirado formalmente y que Lam renuncie.

    Los organizadores dijeron que 230.000 personas marcharon el domingo, mientras que la policía calculó que asistieron 56.000.

    “Queremos mostrar nuestra protesta pacífica y digna a los visitantes de China continental porque allí la información está más bien bloqueada”, dijo Ventus Lau, organizador de la marcha. “Queremos mostrarles la verdadera imagen y el mensaje de los habitantes de Hong Kong”.

    Los medios de comunicación chinos no han cubierto las protestas ampliamente, sino que más bien se han enfocado en los choques con la policía y los daños a la propiedad pública.

    A medida que la multitud se disolvió del domingo por la noche, algunos cientos de personas permanecieron e insultaron a la policía, que se había colocado detrás de enormes barreras frente a la estación ferroviaria, mientras que otros se desplazaron a Canton Road, una calle llena de boutiques de lujo.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here